El líder de Podemos, Pablo Iglesias

Sánchez provoca otro incendio con Podemos por la investidura

stop

Podemos monta en cólera con el PSOE porque ni siquiera recibió una comunicación previa de la fecha de la sesión de investidura

Barcelona, 02 de julio de 2019 (12:23 CET)

Pedro Sánchez ha irritado nuevamente a Podemos, esta vez debido a la fecha de la investidura (23 de julio). El presunto "socio preferente" del PSOE ni siquiera recibió una comunicación previa de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, sobre el día en que Sánchez se someterá a la votación del Congreso y tan sólo tuvo noticias a través de los medios de comunicación.

Aunque Batet aseguró a los periodistas que comunicó a los grupos parlamentarios la fecha de investidura mediante una llamada telefónica antes de hacerla pública, la portavoz de Podemos, Irene Montero, la desmintió. Según Montero, esta llamada no se produjo y, por eso, la acusó, de "falta de respeto institucional".

La dirigente de Podemos está convencida de que no se trata de un desaire casual y de que Sánchez ha hallado en todo lo relacionado con la investidura una nueva vía para poner tierra de por medio con su formación. "Es un síntoma de que el interés del PSOE es más una investidura fallida que un acuerdo de Gobierno", concluyó Montero.

Podemos confiaba, por lo menos, en recibir un trato preferente por parte de Batet y de Sánchez, pero se ha llevado otro jarro de agua fría. Los dirigentes de Podemos insisten en que su partido está más que dispuesto a "un acuerdo de gobierno", pero el desánimo cunde.

La "jugada táctica" de Sánchez

Otra voz del universo de Podemos, el coordinador de Izquierda Unidad, Alberto Garzón, también expresó su malestar porque está convencido de que todo lo que está haciendo conduce a una repetición electoral. "Sánchez convoca el pleno de investidura para finales de julio. Lo hace desde Bruselas, con el Congreso parado y a su merced, sin haber hecho ninguna propuesta y sin apoyos suficientes. Se ve desde lejos la jugada táctica al coste enorme de desprestigiar (más) la democracia", deploró.

El partido de Iglesias cree que, en realidad, Sánchez prefiere un acuerdo con Ciudadanos antes que unas nuevas elecciones, pero este pacto no es viable debido al rechazo frontal al acuerdo de Albert Rivera, que no quiere oír ni hablar sobre un acuerdo de investidura con el PSOE.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad