El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su última reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera

Rivera da un portazo a Sánchez ante una nueva ronda de contactos

stop

El líder de Ciudadanos, que solo estuvo 30 minutos con Sánchez en la primera ronda de sesiones, se niega a volver a sentarse para abordar su investidura

Economía Digital

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su última reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera

Barcelona, 02 de julio de 2019 (12:12 CET)

Abert Rivera lo tiene claro: no se volverá a reunir con Pedro Sánchez ante una nueva ronda de contactos de cara a una posible investidura. El líder de Ciudadanos, que solo se reunió durante 30 minutos con el presidente en funciones hace cerca de un mes, dice no a un segundo encuentro estéril para forzar a Sánchez a buscar un acuerdo con Podemos. 

Las palabras de Rivera se han pronunciado desde la Cámara Baja, después de verse con el presidente de UPN, Javier Esparza". Llevamos más dos meses perdidos desde las elecciones", ha empezado, para explicar que Sánchez, el candidato propuesto por el rey, "no está haciendo su trabajo" pese a que "tiene un mandato constitucional".

"No tengo nada más que hablar con él de lo que ya hablé en las tres reuniones anteriores”, ha asegurado el líder de la formación naranja tras conocerse la fecha del debate, que se producirá a mediados de julio. 

Concretamente, el debate se iniciará el 22 de julio y la primera votación tendrá lugar al día siguiente, 23 de julio. Así lo ha comunicado este martes la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, después de mantener una conversación telefónica con el presidente del Gobierno en funciones, que se halla en Bruselas.

Rivera busca una confrontación entre Sánchez e Iglesias

La intención de Rivera no es otra que trasladar el foco del conflicto a un acuerdo entre los socialistas y Unidas Podemos. Sánchez y el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, llevan meses enzarzados en cómo debe ser el futuro gobierno y en qué grado deben estar presentes los diputados del partido morado.

Desde Podemos se encuentran molestos porque ni siquiera recibieron una comunicación previa de la fecha de la sesión de investidura, pese a postularse como socios preferentes del PSOE.

Aunque Batet aseguró que el anuncio se había comunicado antes a los grupos parlamentarios, la portavoz de Podemos, Irene Montero, desmintió y acusó de "falta de respeto institucional".

Iglesias sigue empeñado en ocupar cargos de representación en la nueva ejecutiva. Ha fijado su mirada en los ministerios aunque de momento el líder de los socialistas descarta ofrecerle carteras ministeriales.

No obstante, habre que ver cuándo se vuelven a encontrar Iglesias y Sánchez en el nuevo periodo de conversaciones, en el que se buscará un intento final por sumar apoyos para la investidura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad