Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la Moncloa, en una imagen de archivo. Foto: EFE/Zipi

Iglesias dedica otra caricia a Sánchez: "Está fuera de época"

stop

Pablo Iglesias critica la "obsesión absurda" de Pedro Sánchez de formar gobierno en solitario

Barcelona, 28 de junio de 2019 (19:16 CET)

El pulso entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sigue su curso sin que ninguno de los dos quiera torcer el brazo. Esta semana acaba formalmente con un portazo del PSOE a Podemos, y con una lista de reclamos de la formación morada al presidente del Gobierno en funciones.

Después de que el Ejecutivo amagara con la posibilidad de una repetición electoral el jueves, Iglesias ha insistido en sacar adelante un Gobierno de coalición. Lo hizo ante los suyos y ante actores ajenos, también; se reunió este viernes con una veintena de embajadores y cargos europeos e intentó convencerles de que un Ejecutivo de PSOE y Podemos es la fórmula que España necesita.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, que este mismo viernes afirmó que el Ejecutivo "no quiere ir a elecciones" –tras las declaraciones de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, el jueves–, intentó relajar la situación y dijo que "la interlocución entre políticos del PSOE y Unidas Podemos no necesita mediadores".

El dominó de la investidura de Sánchez se tuerce

Pero las cosas no terminan de mejorar. Iglesias ha criticado –también este viernes– a Sánchez por su "obsesión absurda" de querer formar gobierno en solitario, algo que se antoja "fuera de época" para el líder morado. Para la formación de izquierdas es una "irresponsabilidad" que el PSOE quiera un consejo de ministros monocolor, como ya ha quedado claro en las negociaciones de las últimas semanas.

Iglesias pidió "calma" a las bases de Podemos, aunque admitió que viven "días intensos". A su juicio, Sánchez, tarde o temprano, acordará con la formación morado para dar forma a un "acuerdo integral de gobierno". Por su parte, el dirigente de Podemos, Rafael Mayoral, lamentó las presiones que el "poder económico" ejerce sobre Sánchez para escapar de cualquier acuerdo con su partido.

No solo están en desacuerdo en las formas, sino también en los tiempos. Si bien Iglesias cuenta con que el PSOE toque a la puerta tras el fracaso de la primera sesión de investidura, en julio, desde el Gobierno se asegura que la intención es sacar adelante la faena el mismo mes de julio, sin necesidad de siquiera hablar de un gobierno de coalición.

De cara a la investidura, este viernes ERC y EH Bildu reconfirmaron que votarán igual, pero no precisaron si se decantarán a favor o en contra de Sánchez, o si se abstendrán. Desde Junts per Catalunya, por su parte, han pedido facilitar la investidura del secretario general del PSOE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad