Fotografía de archivo de una agente que reparte mascarillas a pasajeros que llegan de La Paz para evitar el contagio de coronavirus / EFE

Sánchez rectifica ante las CCAA e impone la mascarilla obligatoria

stop

El uso del protector facial será obligatorio en espacios cerrados y en la vía pública siempre que sea imposible mantener las distancias de seguridad

Sergi Ill

Fotografía de archivo de una agente que reparte mascarillas a pasajeros que llegan de La Paz para evitar el contagio de coronavirus / EFE

Barcelona, 18 de mayo de 2020 (20:40 CET)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acordado con las comunidades autónomas hacer obligatorio el uso de las mascarillas durante la desescalada en pleno estado de alerta por coronavirus. El Ejecutivo asume así el error de haber desincentivado el uso del protector facial para evitar nuevos contagios para luego haberlos convertido en una "recomendación fuerte" pero voluntaria.

Sánchez ha pactado con las comunidades autónomas que las mascarillas sean de uso obligatorio en espacios cerrados y en la vía pública si es imposible garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros. El Gobierno asume así la propuesta de Isabel Díaz Ayuso, que quería generalizar el uso de la mascarilla como aval para poder avanzar a la fase 1. 

Según un comunicado de Moncloa, Sanidad hará públicos los detalles sobre cómo se tendrá que usar durante la desescalada. El Gobierno mantenía este lunes una reunión con los consejeros de las autonomías donde estaba previsto que se abordaran las medidas coordinadas para hacer frente al coronavirus. 

Barcelona, camino de la fase 1

Cataluña prevé pedir el avance de Barcelona y su área metropolitana a la fase 1, tras mantenerse esta semana en la llamada "fase 0,5" de transición entre la fase 0 y la fase 1. Si se aprobara esta medida, la región sanitaria de la capital catalana y alrededores podría reabrir terrazas de bares al 50% y permitir reuniones de hasta 10 personas en domicilios privados. 

El Govern también prevé que las primeras regiones que pasaron a la fase 1, como son el Camp de Tarragona, les Terres de l'Ebre (que configuran la provincia de Tarragona), y la del Alt Pirineu i Aran (en la demarcación de Lleida) avancen hasta la fase 2 del confinamiento. Madrid, en la misma situación que la Ciudad Condal, ha vuelto a pedir el avance en la desescalada tras serle negado la semana pasada y denunciar Díaz Ayuso un veto político

Otra de las regiones que también pedirá el cambio de fase será Castilla y León. La región gobernada por el popular Alfonso Fernández Mañueco pedirá el paso íntegro de la región a la fase 1, puesto que gran parte del mismo se encuentra todavía en el estado inicial del desconfinamiento.  

En la actualidad, 14.000.000 (20%) de personas en España siguen bajo la fase 0, mientras que 32.000.000 (70%) de ciudadanos ya están bajo la fase 1 de la desescalada. Algunos territorios insulares, las islas de Formentera (Baleares), la Gomera, el Hierro y la Graciosa (Canarias) son las únicas burbujas en nuestro país que forman parte de la fase 2. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad