Sánchez volverá a intentar la investidura

stop

El líder socialista empezó este martes su estrategia para convencer a Podemos y C's de un acuerdo de investidura entre las tres formaciones

Economía Digital

Pedro Sánchez, en una imagen en el debate de investidura en el Congreso./EFE
Pedro Sánchez, en una imagen en el debate de investidura en el Congreso./EFE

Barcelona, 07 de septiembre de 2016 (09:10 CET)

Pedro Sánchez intentará de nuevo ser el próximo presidente del Gobierno. Según la Cadena SER, el líder socialista emplazó este martes telefónicamente a Pablo Iglesias a que dialogue con Ciudadanos (C's). El objetivo: llegar a un acuerdo entre las tres fuerzas para optar a la presidencia del Ejecutivo en base al pacto firmado entre el PSOE y C's en marzo.

Sobre este documento Sánchez pretende obtener un sí de las dos jóvenes formaciones, aunque sea para gobernar posteriormente en solitario, aclararon fuentes socialistas al mencionado medio. La principal medida de presión sería el temor que estos dos partidos tienen a unos terceros comicios y a un hipotético empeoramiento de sus resultados.

La posición de Díaz

La estrategia de Sánchez se pone en marcha unas horas después de que la potente federación del PSOE andaluz tratase de marcar las pautas a seguir por los socialistas en las próximas semanas. Susana Díaz, tras pedirle a Mariano Rajoy que diese un paso atrás para facilitar la investidura de otro candidato popular, vetó cualquier fórmula alternativa de Gobierno.

La pugna de Ferraz con los barones del PSOE sigue, por tanto, en liza. Antonio Hernando, portavoz de los socialistas en el Congreso, trató este martes de defender el papel que está jugando Sánchez y recordó a las federaciones autonómicas más críticas que ellas también exploraron fórmulas alternativas de Gobierno al no tener mayoría en sus territorios. 

Diez minutos con Rajoy

Además de con Iglesias, Sánchez también mantuvo una conversación telefónica este martes con Mariano Rajoy. Sin embargo, la charla con el todavía presidente en funciones fue más breve y protocolaria. En ella el líder socialista insistió, por enésima vez, en su no al candidato popular y volvió a rechazar la propuesta de un Gobierno de coalición entre ambas formaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad