Soraya Sánez de Santamaría en una rueda de prensa después de ganar la primera vuelta de las primarias del PP contra Casado y Cospeda. Foto: EFE/Zipi
stop

Soraya Sáenz de Santamaría defiende que debe gobernar "la lista más votada" e intenta evitar un pacto entre Pablo Casado y Dolores de Cospedal

Economía Digital

Soraya Sánez de Santamaría en una rueda de prensa después de ganar la primera vuelta de las primarias del PP contra Casado y Cospeda. Foto: EFE/Zipi

Barcelona, 07 de julio de 2018 (10:00 CET)

Soraya Sáenz de Santamaría se abre paso para echar abajo un posible pacto entre Pablo Casado y Dolores de Cospedal. La candidata más votada en las primarias del Partido Popular afirmó que "yo soy la lista más votada y en el PP la defensa de que gobierne la lista más votada es algo que está en nuestro ADN".

Los rumores de una posible alianza entre Casado y Cospedal, segundo y tercer lugar en las votaciones del PP, respectivamente, han tomado fuerza en las últimas horas, pero Sáenz de Santamaría advierte de que, "desde el aval que da ser la lista más votada, y serlo en la mitad de las circunscripciones, trabajaré por la unidad".

"Estoy dispuesta a hablar en primer lugar con Pablo Casado, desde la máxima generosidad, para unir al partido y con esa fortaleza liderar un proyecto firme, consistente y sólido de cara las elecciones", agregó.

Sáenz de Santamaría, con la hemeroteca a su favor

La ganadora de las primarias del PP ofreció estas declaraciones en una entrevista que publica este sábado El Mundo. Además del afán para presionar a Casado y Cospedal, Sáenz de Santamaría tiene la heremoteca a su favor: sus contrincantes también han defendido en el pasado las listas más votadas.

En junio de 2016, Casado defendió en un debate en La 1 que tenía que gobernar la lista más votada "porque es lo que deciden los españoles con su voto".

Unos días después, siempre en 2016, Cospedal se suscribió a las declaraciones de Casado, que en ese entonces luchaba para mantener a Podemos fuera del poder, y manifestó que "un pacto de perdedores solo retuerce la voluntad popular".

"Ya sabemos que la aritmética puede dar, que los números pueden salir, pero los pactos de perdedores acaban siendo siempre malos para los ciudadanos, porque al final no responden a la auténtica voluntad de la gente", dijo Cospedal hace poco más de dos años.

En la entrevista de hoy, Sáenz de Santamaría también dijo que se siente como la "heredera tanto de Mariano Rajoy como de José María Aznar" y que tiene el objetivo de unir al PP.

"El secretario general del PP no tiene por qué ser de mi equipo", señaló, y agregó que quedó en hablar "largo y tendido" con Cospedal. "Me imagino que ella también querrá que nos veamos", dijo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad