Seguidores de Ada Colau en Madrid se preparan para expulsar a Botella

stop

Movimientos sociales copian la iniciativa Guanyem de Barcelona para irrumpir en el Ayuntamiento de Madrid

Ana Botella y Ada Colau | ED

01 de julio de 2014 (02:22 CET)

Los movimientos de izquierda que han ganado la calle durante los últimos meses con protestas de indignados, contra los recortes, la austeridad y la monarquía han comenzado a trabajar para presentar en Madrid una candidatura alternativa a imagen y semejanza de la plataforma Guanyem, liderada por la activista Ada Colau para alcanzar la alcaldía de Barcelona.

Seguidores del movimiento catalán han comenzado reuniones para lanzar una "candidatura popular" capaz de enfrentarse con el PP municipal de Ana Botella en las próximas elecciones municipales, previstas para mayo del próximo año.

El nuevo movimiento, bautizado por sus fundadores como Municipalia, ha comenzado las reuniones la semana pasada en Madrid para pactar una hoja de ruta hacia una candidatura que intente aglutinar los sectores sociales descontentos con el sistema político actual. En el movimiento también se han integrado miembros de partidos políticos con plataforma propia como Izquierda Unida y representantes de Podemos en algunos barrios de Madrid como Tetuán, Latina, Usera y Chamartín.

300 activistas

Hasta ahora unos 300 activistas sociales entre los que destacan Guillermo Zapata, de Movimiento por la Democracia, Gabriel Ortega, de la Unión Vecinal de Móstoles y Carlos Vidania, luchador vecinal de Madrid, han comenzado a organizarse junto con plataformas como Movimientos desde Abajo, ADA, los colectivos de la auditoría contra la deuda 'No debemos, no pagamos', la Marea Verde (trabajadores de la educación) y la Marea Blanca (colectivos sanitarios).

Los organizadores del acto, que siguen de cerca el proyecto de Guanyem en Barcelona, han dividido al movimiento en grupos de trabajo que se volverán a reunir en septiembre para debatir planteamientos electorales y las acciones para la candidatura. La iniciativa ya es vista con preocupación por el Partido Popular, que ve en la alcaldesa Ana Botella una fuente de desgaste permanente y que perdería las elecciones municipales según todas las encuestas. El 54% de los votantes del Partido Popular le negaría el voto, según la última encuesta publicada por El País.

Pero la candidatura ciudadana también podría afectar al PSOE, Izquierda Unida y UPyD, los únicos tres partidos opositores con presencia en el Ayuntamiento de Madrid que también podría sufrir una fragmentación. La oposición teme que el movimiento consiga una figura mediática como Ada Colau o Pablo Iglesias, un elemento que podría erosionar su electorado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad