Sociedad Civil Catalana reclama la ayuda de la izquierda para hacer frente al soberanismo

stop

DEBATE SOBERANISTA

 El presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch./ED

12 de julio de 2014 (14:30 CET)

La entidad Sociedad Civil Catalana está muy activa, con el objetivo de mostrar otra realidad en Catalunya, la de aquella parte de la sociedad que no está de acuerdo con la vía independentista, y que considera que se debe llegar a grandes acuerdos con el resto de España.

Su presidente, Josep Ramon Bosch, que no esconde su ex militancia en el PP, y sus posicionamientos anteriores “más españolistas”, reclama que ahora se debe producir “una gran entente” entre amplios sectores de la sociedad catalana que permita superar la actual situación de bloqueo.

Y reclama, especialmente, “a la izquierda, a los sectores progresistas, a los intelectuales de izquierda” que participen en ese movimiento que ayude “a repensar Catalunya y España”, con una salida política que no debe ser, para Bosch, la independencia. Para ello cuenta con sectores de ICV, del PSC, y también aspira a encontrar la complicidad de una parte de Unió Democràtica.

La solución "vendrá de la izquierda"

Bosch, en una entrevista este sábado en el programa Converses, de la Cadena Cope, ha considerado que la solución al bloqueo institucional “no vendrá del centro derecha, sino de los sectores de izquierda”, que Sociedad Civil Catalana busca incorporar para formular un amplio movimiento que pueda convencer más y mejor a los catalanes que la vía soberanista.

El presidente de la entidad asegura que “se debe recuperar a la gente que proviene del PSUC, un partido que hizo tanto en Catalunya durante la transición”, y a personas de la órbita socialista, para que colaboren en un proceso que, “por fuerza, durará tiempo”. A juicio de Josep Ramon Bosch, “el independentismo ha robado el corazón de muchos catalanes”, y cualquier proyecto que trate de presentar una alternativa “no se podrá constituir de la noche a la mañana”.

Precisamente, Bosch ha recordado que en una de las últimas intervenciones públicas de la entidad, la del vicepresidente Joaquim Coll, la presentación la protagonizó el ex presidente José Montilla, con la asistencia también del ex primer secretario del PSC, Pere Navarro.

Comenzar, a partir del 10 de noviembre

La idea de Sociedad Civil Catalana, por tanto, es la de actuar “a partir de 10 de noviembre”, cuando, a su juicio, se habrá comprobado la imposibilidad de convocar la consulta soberanista, fijada para el 9 de noviembre. Será entonces, con un movimiento que aspira a ir explicando que los catalanes tienen futuro con España, “juntos y mejor”, cuando se podrá trabajar, a su juicio, en una alternativa.

Bosch se entrevistará, junto con otros miembros de la entidad, este lunes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En la Moncloa, el presidente de Sociedad Civil Catalana asegura que le explicará el papel que quiere cumplir la entidad en Catalunya, pero le propondrá también “propuestas concretas”, aunque no se desea entrar en el terreno político.

El carlismo está en ERC

La idea es que España “le conviene a Catalunya, porque le ha ido bien, pero ese ‘juntos’ debe ser también ‘mejor’, con el objetivo de solucionar algunos aspectos”. Bosch no quiere entrar, sin embargo, en si es mejor un modelo federal simétrico o asimétrico, o en cómo debe ser el sistema de financiación autonómico. “No somos políticos”, reitera .

Como historiador, Josep Ramon Bosch constata que en Catalunya se ha producido una evolución curiosa, y que el mapa del carlismo, en diferentes comarcas, como Berguedà, está ahora en manos de Esquerra Republicana. Muchos catalanes del llamado territorio, de las comarcas interiores de Catalunya, habrían pasado, así, de abrazar a Dios, a abrazar la causa independentista. “El carlismo está ahora en Esquerra”, asegura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad