Soria perpetúa el recibo de la luz más caro de Europa

stop

El Gobierno hará que los españoles paguen más que los alemanes para sostener un sistema entregado a las energías ‘verdes’

12 de julio de 2013 (14:47 CET)

El ministro de Industria, José Manuel Soria (PP), ha reconocido que la luz subirá sistemáticamente los próximos meses. El primer apretón será del 3,2%, por lo que “el recibo será similar al de hace un año”. La reforma energética se comerá los descensos de hasta el 6% introducidos en los primeros meses de este año.

El nuevo marco legal, que el Gobierno ha aprobado este viernes, pretende repartir entre los consumidores, las empresas del sector y los presupuestos generales del Estado el desfase financiero del mercado energético español, el llamado déficit de tarifa (diferencia entre lo que se ingresa por las facturas y lo que cuesta generar la electricidad).

Recortes a renovables y eléctricas

Para solucionar la distorsión, el Gobierno propone encarecer 900 millones los costes regulados --que subirán el 6,5%--, inyectar 900 millones vía presupuestos y un recorte de 2.700 millones a las eléctricas y renovables.

En total, estas medidas reducen el déficit en 4.500 millones que se suman a los 6.000 millones ajustados con las medidas acometidas entre 2012 y 2013. Sin embargo, garantiza que España continúe aplicando el recibo de la luz más caro de Europa. Sólo Irlanda y Chipre pagan más por la electricidad.

La opción menos mala

“En medio de esta recesión evitamos que la luz suba el 42%. Lo que no asuman los consumidores tiene que ir a cargo de los presupuestos o de los operadores del sistema. Dijimos en campaña que haríamos una reforma para terminar con el déficit de tarifa y creemos que hemos logrado un buen equilibrio”.

Los datos oficiales del Ministerio de Economía cifran el gasto medio y anual de cada español en 588 euros, el 63% más en cinco años. Pero ni siquera así se cubren los gastos.

La factura, desglosada

Los costes eléctricos por consumidor y años se desglosan como sigue: 24 euros se destinan a enjugar el déficit de tarifa; 47 euros asumen los sobrecostes de la electricidad en Baleares y Canarias; 253 euros sirven para sostener las energías verdes; 176 euros en pagar la distribución (baja tensión); 52 euros para el transporte (alta tensión) y 199 euros por la generación. En total 751 euros.

En cinco años, los costes técnicos vinculados al consumo real se han encarecido 1,5 veces. Las primas a las energías renovables, 4,3 veces. Producir electricidad para los territorios insulares también es cuatro veces más caro que un lustro atrás.

La mitad del sistema, 'verde'

El ministro de Industria ha justificado el pellizco que se han llevado las energías verdes con que representan la mitad de la generación eléctrica en España. El Partido Popular mantendrá la apuesta por la electricidad no contaminante, pero cambiará el modo de retribuirla. "Las primas a las renovables se mantienen pero con otras reglas", que reducirán levemente el impacto en factura.

Para el resto de la industria, se introduce un nuevo régimen de retribución en las redes de transporte y distribución (Tesoro a diez años más 200 puntos). La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), ha asegurado que "es un reforma que nace con vocación de ser definitiva". "Con estas normas pondremos fin al déficit de tarifa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad