Susana Díaz agita a los diputados en el Congreso contra Sánchez

stop

El grupo parlamentario se divide tras la propuesta del secretario general de convocar un congreso y un proceso de primarias

Eduardo Madina, a su llegada a la reunión del grupo parlamentario socialista, este martes en el Congreso. EFE/Emilio Naranjo

Barcelona, 27 de septiembre de 2016 (18:56 CET)

Lucha por tierra mar y aire. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha activado a los diputados andaluces en el Congreso contra Pedro Sánchez. El grupo parlamentario ha evidenciado este martes una enorme división, en una reunión de dos horas y media, a pesar de que el portavoz, Antonio Hernando, se había mostrado convencido de que el grupo permanecería unido, al margen de las disputas internas.

Pero la propuesta de Pedro Sánchez de convocar un proceso de primarias y un congreso ha provocado una cascada de reacciones en contra.

La reunión se convocó antes del pleno del Congreso, y se interrumpió, precisamente, porque se iniciaba el pleno. Con 21 palabras pedidas, finalmente pudieron intervenir 15. De todas ellas, 11 rechazaron por completo las tesis de Sánchez. De los que pidieron la palabra nueve eran diputados andaluces, que siguen sin tituberar las directrices de Susana Díaz, dispuesta impedir como sea la convocatoria de ese congreso. Y, en caso de que no pueda hacerlo, tratará de ganarlo, liderando ella misma una candidatura o a través de otro dirigente.


Diputados andaluces

En contra de Sánchez, y de forma contundente, se expresaron cinco andaluces, el sevillano Antonio Pradas, muy cercano a Díaz, Miguel Ángel Heredia, José Andrés Torres Mora (estrecho colaborador en su día de Rodríguez Zapatero); Elvira Ramón, y Salvador de la Encina. También el valenciano Ciprià Císcar, los manchegos José María Barreda y Pablo Bellido, y los vascos Eduardo Madina (que podría presentar su candidatura en unas primarias), y Odón Elorza, y el extremeño Nacho Sánchez Amor. Quien defendió a Sánchez fue Patxi López (ex presidente del Congreso y ex lehendakari), el madrileño Rafael Simancas, el navarro Jesús María Fernández y el balear Pere Joan Pons.

Fuentes socialistas aseguran que esas proporciones, en función de cada federación socialista, se podrían mantener en el comité federal de este sábado. La dirección que arropa a Pedro Sánchez cree que tiene ganada una posible votación, y la lucha ahora se sitúa en el control de todos los miembros, y en la posibilidad real o no de doblegar a Sánchez para que renuncie a la convocatoria del congreso o, directamente, presente su dimisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad