Miembros de la Policía Nacional controlan en la zona de parada de autobuses a los manifestantes independentistas que van llegando al Aeropuerto del Prat, el 14 de octubre de 2019. Foto: EFE/QG

Tensión en el aeropuerto de Barcelona: cargas, gases y retrasos

stop

Mossos d'Esquadra y Policía Nacional intentan contener a miles de manifestantes independentistas que provocan afectaciones en el aeropuerto de El Prat

Economía Digital

Miembros de la Policía Nacional controlan en la zona de parada de autobuses a los manifestantes independentistas que van llegando al Aeropuerto del Prat, el 14 de octubre de 2019. Foto: EFE/QG

Barcelona, 14 de octubre de 2019 (17:50 CET)

El Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat se ha convertido este lunes en el centro de las movilizaciones independentistas para protestar contra la sentencia del procés. Miles de manifestantes han llegado a la terminal 1 de El Prat para afectar la actividad del aeropuerto barcelonés, lo que ha obligado a los agentes policiales a pedir refuerzos y a ordenar el cierre de los servicios de tren y metro que llegan hasta allí.

Atendiendo la convocatoria de diversas entidades como Tsunami Democràtic y los Comités de Defensa de la República (CDR), miles de manifestantes independentistas se han movilizado desde la Gran Via de Barcelona al aeropuerto, colapsando tanto el camino como la propia terminal 1. La C-31 permanece cortada en los dos sentidos y se han reportado dificultades para que los trabajadores de las aerolíneas lleguen a sus puestos.

Los Mossos d'Esquadra ordenaron desde hace unas horas interrumpir los servicios de tren y metro del aeropuerto, aunque sobre las 16.00 horas se recuperó el recorrido de la línea R2 Norte de Rodalies Renfe y el de la línea 9 del metro hasta la T2. Pese a que la falta de transporte público se activó para menguar el flujo de manifestantes, cada vez son más los manifestantes en El Prat.

Algunos manifestantes han bloqueado la llegada de refuerzos de los Mossos camino al aeropuerto. La Policía Nacional ha enviado más agentes para ayudar al cuerpo policial catalán a velar por el orden de la terminal 1, así como el de la estación del AVE de Girona, también bloqueado por los CDR. En el aeropuerto los agentes policiales han lanzado en varias ocasiones gases lacrimógenos y han realizado cargas.

Los efectivos de la Policía Nacional auxiliarion a los Mossos por solicitud de la policía autonómica, en base al plan de coordinación ante las movilizaciones. La respuesta a las protestas por la sentencia del Tribunal Supremo es una labor coordinada entre los Mossos, la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Guardia Urbana de Barcelona y el Servei Català de Transit. Si aumenta la tensión se pide asistencia de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Parte de las concentraciones en el aeropuerto se han caracterizado por varias sentadas de los manifestantes frente a los filtros de seguridad de la terminal 1, colocándose en las cintas previas para tratar de bloquear el acceso. El boicot de los separatistas está dirigido a las salidas y no a las llegadas, por lo que también se han repartido billetes de avión para que los fieles a la causa puedan superar los controles de seguridad y sumarse a las protestas.

Los Mossos han advertido a los manifestantes de que acceder a las zonas restringidas de los aeropuertos constituye un "delito grave". "Os recordamos que acceder a zonas restringidas de los aeropuertos constituye un delito grave. Seguid las indicaciones policiales en todo momento", han transmitido los policías catalanes vía Twitter, un tuit del que se ha hecho eco AENA, que gestiona el aeropuerto del Prat.

Vuelos cancelados

En estos momentos se han cancelado 30 vuelos y no se descarta nuevas cancelaciones en Barcelona debido a las afectaciones por las movilizaciones independentistas contra la sentencia del 1-O. "Las tripulaciones no están llegando en el cambio de turno", explicaron fuentes de la aerolínea en declaraciones recogidas por Europa Press. Lo mismo ha sucedido en los servicios de handling y en los filtros de seguridad.

Además de convocar a sus 150.000 seguidores en Telegram a ocupar el aeropuerto e intentar vulnerar el transporte en Cataluña, Tsunami Democràtic propuso bloquear los accesos del centro de control aéreo de Gavà e impedir el cambio de turno de los controladores de la instalación. Este centro está ubicado a unos seis kilómetros del aeropuerto y desde allí se gestiona el tráfico aéreo de unos 300.000 kilómetros cuadrados desde Murcia hasta Aragón.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad