Trias perdona a la ANC los gastos extra de la Diada

stop

El Ayuntamiento de Barcelona asegura que "no se produjeron daños en el verde de Diagonal con Gran Vía" para defender la decisión

Imagen aérea de la manifestación barcelonesa con motivo de la Diada. / EFE

Barcelona, 17 de marzo de 2016 (01:00 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona es muy escrupuloso con la ocupación del espacio público. Tanto es así que acaba de multar a Flores Navarro por sacar demasiadas plantas a la acera. Sin embargo, cuando Xavier Trias era alcalde, el consistorio perdonó a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) todos los gastos que ocasionó la macro manifestación de la Diada de 2014 al considerarla un evento equiparable a la cabalgata de Reyes.

La manifestación pro independentista celebrada el 11 de septiembre, cuyos organizadores desvincularon de cualquier partido político para darle un carácter social, congregó a una multitud, aunque las cifras oscilan en un amplio abanico que va desde las 520.000 personas que contó la Delegación del Gobierno al 1,8 millones que calculó la Asamblea.

En cualquier caso, una muchedumbre ocupó la Gran Vía y la Diagonal de Barcelona para diseñar una letra uve humana en reivindicación de la secesión de Cataluña. El grupo municipal del Partido Popular, que dirige Alberto Fernández, quiso saber si el ayuntamiento había pasado luego la factura a la ANC para costear "la limpieza, los refuerzos de la Guardia Urbana y otros servicios generados para la ocasión".

El consistorio ha respondido ahora a estas preguntas de Fernández, que también se interesó por los posibles gastos generados por la consulta del 9N, y ha reconocido que no cobró nada a la Asamblea por la celebración de aquel evento ya que es equiparable a "las fiestas mayores de la ciudad, al carnaval o a la cabalgata de Reyes".

La zona quedó en "perfecto estado" 

Además, el ayuntamiento explica en su respuesta que durante la manifestación "no se produjeron daños en el verde de la Gran Via/Diagonal" y que, una vez terminada la manifestación, los servicios de parques y jardines procedieron a efectuar su tareas de mantenimiento para dejar "la zona en perfecto estado".

Trias tampoco cobró nada por la consulta del 9N de 2014 al considerar que "no afectó al espacio público", según se desprende de la respuesta.

El exalcalde no era tan generoso con otros acontecimientos multitudinarios como los partidos del Barça. Algunas noches estos encuentros se alargan más allá de las 00:00 horas, que es cuando cierra el metro. Entre 2009 y 2012, el ayuntamiento y el club mantuvieron un rifirrafe para ver quién se hacía cargo de la factura de 30.000 euros que generaba abrir el metro más allá de esa hora.

Los aficionados del Barça, andando a casa 

El Barça se negó a pagar como proponía Trias y muchos de los 100.000 aficionados que acudieron a ver el clásico del 25 de enero de 2012 tuvieron que volver a casa andando o se gastaron dinero en taxis.

Otros eventos multitudinarios han generado problemas a sus organizadores incluso celebrándose en espacios privados. Es el caso del Market que Pedrín Mariscal promovió en diciembre de 2014 en Palo Alto. Consiguió atraer a más de 3.000 personas, pero el ayuntamiento prohibió su celebración porque no contaba con los permisos oportunos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad