Turull: “Quien quiera retirar las urnas el 9N lo deberá explicar”

stop

ADVERTENCIA A RAJOY

Josep Rull, Jordi Turull, Oriol Pujol y Lluís Corominas./ED

05 de julio de 2014 (14:10 CET)

Jordi Turull es un hombre que no duda. Está convencido de que CiU actúa en la buena dirección. Y de que el 9 de noviembre se celebrará una consulta para que los catalanes decidan su futuro.

Es el portavoz parlamentario de CiU, y, junto a Josep Rull, forma parte del núcleo duro de Convergència Democràtica, que antepone el proyecto de la independencia de Catalunya, del país, a la propia existencia de CiU como instrumento político.

Es por ello que en determinados círculos, a Convergència se la conoce ya como el partido de Rull y Turull, lo que provoca una cierta sonrisa por la sonoridad de sus apellidos. Turull asegura que cada uno tiene sus responsabilidades y que “quien quiera retirar las urnas lo deberá explicar”.

Antidemocráticos

En una entrevista en el programa Converses de la cadena Cope, Turull ha advertido este sábado, por tanto, que el Gobierno español deberá asumir que no se pueda realizar una consulta “democrática” a los catalanes el 9 de noviembre. La consigna de CiU es clara: se asocia el referéndum del 9 de noviembre como un acto plenamente democrático, a pesar de que Catalunya no puede convocar referendos.

Y los que rechacen esa posibilidad, son tildados de antidemocráticos.

Turull se ha preguntado por las acciones del Gobierno español. “¿Qué hará el Gobierno para que no se produzca?”, ha asegurado. Con ello, el portavoz parlamentario da por sentado que el Govern de Artur Mas podrá convocar la consulta en un marco de legalidad, y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no tendrá, prácticamente, argumentos para rechazarla.

La ley de consultas


El Parlament ultima estas semanas la ley de consultas catalana. La ley se basa en el propio articulado del Estatut, en el artículo 122, que no fue vulnerado por el Tribunal Constitucional. El propio PSC, distante con el derecho a decidir, a través de Miquel Iceta, que será elegido primer secretario del partido en el congreso del PSC el próximo 19 de julio, está a favor de votar esa ley.

Pero la convocatoria del President Mas no podrá tener un marco legal, porque lo que se dirime el 9 de noviembre es un referéndum, no una consulta sobre un aspecto concreto, que, eso sí, podría tener la cobertura de la ley que prepara la cámara catalana.

Turull ha insistido en que se trata de un “acto democrático que no debe atemorizar a nadie”. Y que, en todo caso, se aprovechará el mes de agosto para seguir negociando, “hasta el último minuto”, para llegar a un acuerdo que permita la celebración de la consulta.

Escocia frente a España

El dirigente de CDC ha reclamado, también, que cualquier oferta que llegue del Gobierno se someta a votación, junto con la doble pregunta que se acordó entre los partidos que suscribieron el derecho a decidir.

Y, coherente son la idea de asociar la consulta con la democracia, ha recordado que el 18 de septiembre Escocia podrá celebrar el referéndum de independencia, acordado con el Gobierno del Reino Unido. “Lo que se verá el 18 de septiembre es que en el Reino Unido no hay ningún problema para que la gente pueda votar sobre la independencia de Escocia, y, en cambio, si todo sigue como ahora, habrá un estado, el español, que prohibirá que el pueblo de Catalunya pueda votar”.

Y eso quiere decir que “a unos no les da miedo la democracia, y a otros sí”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad