Fèlix Millet describió cómo se repartían el dinero que entraba en el Palau para financiar a CDC. / EFE

Un ex de Ferrovial apunta a los "contactos" de Millet en el Govern

stop

Pedro Buenaventura, ex delegado de Ferrovial en Cataluña, niega "rotundamente" el pago de comisiones, aunque se muestra incapaz de rebatir las pruebas

Barcelona, 10 de marzo de 2017 (13:10 CET)

En la quinta sesión del juicio por el Caso Palau este viernes llega el turno de los ex directivos de Ferrovial que presuntamente negociaban las comisiones a cambio de contratos públicos de la Generalitat. Pedro Buenaventura, ex delegado de la compañía en Cataluña, ha negado “rotundamente” estas acusaciones, aunque ha reconocido los “contactos” que Fèlix Millet tenía en el Ejecutivo catalán.

Igualmente, Buenaventura ha admitido que Ferrovial aumentó sus aportaciones a la institución cultural para darse a conocer en territorio catalán. El resultado habla por sí solo: en siete años la constructora pasó a facturar de cero a 200 millones en la comunidad.

A pesar de negar el pago de comisiones, el ex directivo no ha logrado explicar las cartas incautadas en el Palau de la Música -que tienen como destinatario o remitente a Ferrovial- y en las que figuran expresiones como "esfuerzo", "presión para las adjudicaciones" o alusiones a licitaciones de obras públicas.

Buenaventura ha justificado que se reuniera a menudo con el expresidente del Palau de la Música por los "problemas" que a su parecer estaban provocando las obras de reforma de la entidad, que subvencionaba Ferrovial, y ha admitido que su predecesor en el cargo, Rafael Puig-Pey, le había dicho que Millet podía tener "contactos en la Generalitat".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad