Un nuevo despido de Colau desata una crisis en Barcelona Activa

stop

La directora general de la entidad fue destituida tras unas polémicas declaraciones, aunque en el Ayuntamiento defienden que "no cumplía con sus deberes"

Tintoré, a la izquierda, durante una entrevista en BTV. / BTV

Barcelona, 23 de enero de 2016 (01:00 CET)

A la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no le tiembla el pulso a la hora de despedir al personal. La semana pasada, se desató la polémica en Ciutat Vella porque la alcaldesa echó a una de las asesoras del distrito, Huma Jamshed, al considerar que no cumplía con su trabajo. Jamshed, que es de origen paquistaní, acusó a la alcaldesa de haber actuado movida por el "racismo".

Jamshed no es la única empleada del Ayuntamiento que se ha quedado sin trabajo estos días. El equipo de Colau ha despedido también a Susana Tintoré, directora general de Barcelona Activa, el organismo municipal que trata de incentivar el empleo en la ciudad. Tintoré fue nombrada por el anterior alcalde, el convergente Xavier Trias, pero Barcelona en Comú la ratificó en su cargo tras ganar las elecciones el pasado mes de mayo.

Declaraciones polémicas

El entorno de Tintoré atribuye el despido a unas declaraciones que la directiva de Barcelona Activa realizó durante una conferencia, donde defendió que las empresas prefieren tener plantillas de menos de 50 trabajadores para reducir la conflictividad laboral, porque a partir de ese número de empleados la ley obliga a pasar de uno a tres delegados sindicales.

Según esta versión, esas declaraciones molestaron a los concejales de la CUP, que pidieron a la alcaldesa que despachase a Tintoré. No obstante, fuentes del Ejecutivo municipal afirman que el despido de Tintoré "no tuvo nada que ver con esas declaraciones" y que se produjo porque la directora de Barcelona Activa "no cumplía con sus deberes".

En manos de abogados

El asunto está ahora "en manos de los abogados" debido a las "discrepancias en la valoración de las actuaciones" de la ex directiva de la entidad pública. Si no se llega a un acuerdo, será la justicia quien tenga que dilucidar si el despido de Tintoré se produjo porque no gustaron sus declaraciones o porque la directiva de Barcelona Activa no cumplió de forma correcta con las tareas que tenía encomendadas. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad