Victoria Álvarez amenaza con reabrir el 'caso Camarga' si no cobra lo pactado

stop

Paco Marco delega la responsabilidad del pago en dos aseguradoras, pero éstas alegan que la póliza que cubría a Método 3 no está vigente

Paco Marco y Victoria Álvarez / EFE

29 de octubre de 2014 (20:10 CET)

Cuando hace unos meses la Audiencia de Barcelona dictó una resolución por la que archivaba el llamado caso Camarga, más de uno pudo respirar tranquilo.

Fueron seis meses de inquietantes rumores sobre el contenido y alcance de aquella conversación grabada con maquinaria de la agencia de detectives Método 3 entre la ex amante de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, y la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho.

La Audiencia archivó el asunto (grabación y difusión ilegal de conversaciones privadas) amparándose en un precepto jurídico que se conoce como “el perdón del ofendido”.

Indemnizaciones de 80.000 y 50.000 euros 

Pocos días antes, Sánchez Camacho, Álvarez y Marco habían suscrito un acuerdo por el que el detective reconocía una eventual infidelidad en la custodia de documentos (la grabación) y ellas pactaban una indemnización a cambio de exonerar de culpa al dueño de Método 3. Se trata de 80.000 euros para la dirigente del PP y 50.000 euros para la ex amante de Jordi Pujol Ferrusola. El acuerdo dejaba en manos de dos compañías de seguros contratadas por Método 3 el pago íntegro de lo pactado.

Según la Audiencia, perdonado el ofensor por el ofendido, ya no había caso. La Fiscalía Anticorrupción nada pudo hacer salvo evidenciar su total desacuerdo con los derroteros que había tomado el asunto.

Las compañías de seguros se niegan a pagar 

Pero llegado ese punto, con mayor o menor controversia, la Audiencia Provincial daba carpetazo a un episodio de espías, chismorreos y puñaladas políticas, muchas de ellas, aun por conocer o por resolver. Pero quien hace unos meses respiró entonces tranquilo, debe saber que el día 12 de enero, un juzgado de primera instancia de Barcelona celebrará una audiencia previa en la que la demandante, Victoria Álvarez, reclamará a las dos compañías de seguros citadas por Marco, el dinero del acuerdo pactado.

Y aquí vendrá el choque de trenes: estas aseguradoras, Estrella Seguros y WR Berkley España, ya han respondido de forma preliminar al juez que las pólizas con Método 3 no estaban vigentes en el momento de los hechos, por lo tanto, amparándose en esto, se niegan a pagar. Y Marco se niega a pagar porque dice y dijo que no tiene dinero.

Querella contra el detective Marco 

Pero Victoria Álvarez no quiere saber de excusas y se niega a no cobrar. Fuentes de su defensa jurídica han señalado a Economía Digital que si no fructifica la demanda civil que ha presentado para el cobro de los 50.000 euros acordados con Marco, piensa querellarse contra el detective por estafa y “poner sobre la mesa todos los datos que obren en nuestro poder sobre lo que hubo antes, durante y después de la comida de la Camarga".

El detective Paco Marco, en conversación con este medio, ha señalado sentirse muy tranquilo porque dice tener en su poder un documento firmado por Sánchez y Álvarez por el que ambas le exoneran de responsabilidad penal y civil, documento que…“recoge literalmente que estas dos señoras renuncian expresamente a iniciar ninguna acción judicial contra mí”, señala el detective.

Denuncia en bloque

Las compañías no pagan, el detective no paga. Y la denunciante no cobra. Veremos como sortea este galimatías el juzgado de primera instancia. Sí las compañías salen victoriosas, y sí es cierto que Marco tiene un documento por el que no puede ser denunciado en virtud de ese acuerdo, a Victoria Álvarez sólo le queda una salida según su defensa: personarse en fiscalía y denunciarles a todos por estafa.

En la fiscalía aguardan expectantes pero en silencio el devenir de este caso, sabedores de que el cualquier momento puede dar un giro en cualquiera de los sentidos, incluido en el de la reapertura del asunto Camarga, un escenario que a buen seguro de producirse generará más de una sonrisa en el Ministerio Público.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad