El líder de Vox, Santiago Abascal, y la diputada Macarena Olona, el 27 de mayo de 2020 en el Congreso | EFE/CM

Vox vuelve a denunciar la "censura ideológica" de Twitter y Facebook

stop

Abascal aprovecha la guerra de Trump y Twitter para acusar a las plataformas sociales de censurar los mensajes de los cargos públicos y afiliados de Vox

Alessandro Solís

Economía Digital

El líder de Vox, Santiago Abascal, y la diputada Macarena Olona, el 27 de mayo de 2020 en el Congreso | EFE/CM

Barcelona, 29 de mayo de 2020 (20:12 CET)

Vox se ha sumado este viernes al turbulento debate sobre la moderación de contenidos en las redes sociales. El partido de Santiago Abascal —que fue bloqueado de Twitter hace unos meses por "incitación al odio" en un comentario enviado a la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, y cuya cuenta no fue recuperada hasta que ese tuit fue eliminado— ha dado la razón al presidente estadounidense, Donald Trump, en su cruzada contra las plataformas digitales por "manosear la libertad de los ciudadanos".

Después de que Twitter empezase a añadir aclaraciones en algunos de los tuits de Trump que podrían recoger falsedades, el líder republicano ha firmado una orden ejecutiva para que se pueda enmendar una ley que avala que empresas como Twitter y Facebook moderen el discurso de sus usuarios. El presidente estadounidense tiene toda la intención de sancionar a estas plataformas si discriminan a los usuarios o les restringe el acceso a la plataforma sin poder defenderse.

Abascal se ha hecho eco de la noticia, señalando que "desde hace años la dictadura progre persigue la libertad de expresión en las redes sociales". Así lo ha dicho en un mensaje colgado, desde luego, en Twitter, y que al momento de esta publicación no había sido censurado. "Están nerviosos porque han perdido el monopolio de la comunicación", ha añadido, aludiendo a que presuntamente el espacio político de la izquierda tiene menos poder en estas plataformas que la derecha.

El líder de Vox asegura que "es deber de los gobiernos garantizar la libertad y descubrir el negocio millonario de los censores". También ha compartido una nota de su partido, en el que se asegura que redes como Twitter y Facebook aplican "censura ideológica" a sus usuarios e incluso a "nuestros cargos públicos" y "afiliados". La formación de Abascal apoya "la valiente decisión" de Trump y critica que Twitter permitiese hace unas semanas que la etiqueta #MataraAbascal se hiciera tendencia, hecho por el que anunció una demanda.

En realidad, Twitter eliminó la etiqueta #MataraAbascal en cuanto se enteró de su existencia, han confirmado fuentes conocedoras de la sitación a este periódico. Y, aunque la misma sí que entró al ránking de tendencias de la red social, lo hizo más por las críticas a su existencia que por usuarios que en serio pujaran por la defunción del líder de la tercera fuerza política de España. Además, este polémico hashtag nació a raíz de un juego que permitía a los usuarios formar oraciones a partir de sus fechas de nacimiento.

En todo caso, Vox ha denunciado este viernes que "existe un doble rasero a la hora de evaluar los contenidos en función de la orientación ideológica del emisor", y ha acusado a los moderadores de Facebook de tener "vínculos directos con la extrema izquierda". El partido dice sentir "una gran preocupación por el hecho de que en un país democrático como España se está retrocediendo en un derecho fundamental como es el de la libertad de expresión".

Zuckerberg discrepa de Twitter

Este es un debate turbulento, como decíamos antes. A la pugna entre Trump y Twitter se ha sumado también Mark Zuckerberg, que se ha distanciado de las posiciones de la empresa rival de Facebook. Aunque hasta ahora las redes sociales han tenido discursos similares en torno a los peligros de la desinformación y a la utilización de las plataformas para operaciones de propaganda, y todas además han tomado decisiones muy parecidas en el campo de la moderación de contenidos, Zuckerberg ha marcado esta vez distancias.

"No creo que Facebook o las plataformas de internet, en general, deban ser árbitros de la verdad. Creo que es una línea peligrosa, en términos de decidir qué es verdad y qué no", ha afirmado Zuckerberg este jueves, sin explicar que suponen estas declaraciones para los propios equipos de moderación de contenidos de su empresa, que también es dueña de Whatsapp e Instagram. "Creo que tenemos una política diferente a la de Twitter en esto", dijo, en una entrevista con Fox News, la cadena de televisión favorita de Trump.

Zuckerberg, eso sí, señaló que la orden ejecutiva de Trump "no es la forma correcta de encarar" este problema. El presidente de Twitter, Jack Dorsey, por su parte, respondió que su empresa continuará "destacando la información erróneo o cuestionable sobre procesos electorales en todo el mundo, y eso no nos hace árbitros de la verdad". Dorsey también explicó que su intención es "conectar los puntos en lo referido a declaraciones conflictivas y mostrar la información cuestionada a las personas para que estas juzguen por su cuenta".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad