Aragonès amenaza a Sánchez: «Que no nos pongan a prueba. Cuando lo han hecho, han visto qué ha pasado»

El presidente de la Generalitat advierte que "si alguien" piensa que el cese de la directora del CNI permitirá "pasar página de este caso, absolutamente se equivoca"

GIRONA, 14/05/2022.- El presidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, interviene en el acto de presentación del cabeza de lista de su partido en Girona en las elecciones municipales de 2023, Quim Ayats, este sábado en Girona. EFE/David Borrat.

El presidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, interviene en el acto en Girona. EFE/David Borrat.

«No nos pongan a prueba». Esa ha sido la advertencia que ha lanzado al Gobierno el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, cuando se ha pronunciado sobre el caso de espionaje político desde un acto electoral en Girona, plenamente consciente de la importancia de su partido para garantizar la gobernabilidad del actual Ejecutivo.

Durante el acto, al cual también ha asistido la consellera de Agricultura, Teresa Jordà, y que tenía como objetivo presentar a Quim Ayats como candidato de ERC en Girona en las próximas elecciones municipales, ha señalado: «Si alguien se piensa que cesando a la directora del CNI -en referencia a Paz Esteban– intentará con esta cortina de humo pasar página de este caso, absolutamente se equivoca».

«Que no nos pongan a prueba. Cuando nos han puesto a prueba, han visto qué ha pasado», ha subrayado el presidente catalán, quien ha asegurado que los derechos y las libertades están «en peligro» y que tienen «delante a un Estado que no los respeta y que los vulnera sistemáticamente».

Para Pere Aragonès, el caso de espionaje es el «más injustificable, más grave y escandaloso de las últimas décadas» y espera ahora «la intoxicación más grande de los últimos meses», porque «intentarán justificar lo injustificable y se inventarán lo que tengan que inventar».

La situación que ha descrito es la de un «Estado que, por defender la autodeterminación, la amnistía, con toda la convicción democrática, desde las instituciones y la movilización ciudadana», les considera «una amenaza».

Pere Aragonès entiende que, en lugar de «sentirse orgulloso» de esa postura, debería sentir «vergüenza de considerar que la democracia es una amenaza». Su última advertencia: «Defenderemos la libertad de Cataluña aunque nos espíen, nos fuercen al exilio y nos encarcelen».

Avatar