BioNtech producirá 250 millones de vacunas más de Pfizer en Alemania

La farmacéutica refuerza su producción en Europa para alcanzar su objetivo de fabricar 2.000 millones de vacunas en 2021

un empleado trabaja en las instalaciones para la producción de ARNm en la fábrica de Biontech en Marburg. EFE

un empleado trabaja en las instalaciones para la producción de ARNm en la fábrica de Biontech en Marburg. EFE

Pfizer continúa dando pasos para tratar de incrementar la capacidad de producción de su vacuna contra el coronavirus y dar respuesta a los problemas de escasez que atraviesan los países de la Unión Europea. La compañía biotecnológica BioNtech ha abierto este miércoles una nueva línea de fabricación del fármaco que se ha establecido en la ciudad alemana de Marburgo.

Los socios preferentes de Pfizer serán los encargados de coordinar en este nuevo centro logístico la elaboración de los viales de la vacuna, que no empezarán a suministrarse hasta el mes de abril. El objetivo es sacar al mercado 250 unidades adicionales, según ha publicado la Agencia Efe.

Los desarrolladores han comenzado ya con el primer paso del proceso de fabricación que se centra en la producción del ARN mensajero, la tecnología estrella que permite al preparado desencadenar una respuesta inmune en el organismo para bloquear el contagio de la Covid-19.

BioNtech se hace con uno de los mejores laboratorios de Europa

BioNtech compró el año pasado estas instalaciones a la compañía farmacéutica suiza Novartis, precisamente, para poder ampliar su capacidad de producción, después de que los ensayos clínicos hubiesen colocado su prototipo en cabeza en la carrera internacional para descubrir una vacuna eficaz contra la pandemia.

Interior de los laboratorios de BioNtech en Marburgo en los que se producirán 250 millones de vacunas contra el coronavirus en seis meses. EFE

La alianza que han establecido Pfizer y BioNtech se marcó como objetivo producir 1.500 millones de dosis de la vacuna a lo largo del 2021 para suministrarlas a nivel mundial. Sin embargo, las dos compañías han evaluado de nuevo sus metas: tratarán de poner en el mercado 2.000 millones de unidades antes de que termine el año.

Este nuevo centro tiene capacidad para producir 750 millones de dosis anualmente y es uno de los laboratorios de producción del ARN mensajero más grandes de toda Europa.  

El incremento de la producción es la gran esperanza de Europa

Este movimiento de los desarrolladores de la vacuna representa buenas noticias para los 27 estados miembro de la Unión Europea que atraviesan una crisis por la escasez de vacunas. A pesar de las negociaciones mantenidas a lo largo del año pasado, el bloque solo ha recibido hasta la fecha 26 millones de dosis, de las cuales ha administrado ya más de 17 millones.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha reconocido este miércoles en la Eurocámara los errores en las previsiones que manejaban con la capacidad de producción que tiene el viejo continente. Una realidad que les ha relegado en la campaña de vacunación por detrás de otras grandes potencias mundiales.

Uno de los retrasos vino dado precisamente por una reestructuración de la fábrica que Pfizer tiene ubicada en la ciudad belga de Puurs. Los cambios en la cadena de producción desencadenaron dos semanas en las que los envíos se vieron reducidos.

El movimiento provocó que comunidades como Madrid o Cataluña tuvieran que suspender sus campañas temporalmente y que el Ministerio de Sanidad alterara sobre la marcha el protocolo de reparto para garantizar que se pudiera administrar la segunda dosis de la vacuna en todas las autonomías.

Pfizer ya ha subsanado esos cambios que le han permitido retomar los envíos semanales con normalidad. Mientras que este nuevo punto estratégico puede servir también para dar respuesta a la alta demanda. La Comisión Europea ya solicitó un contrato adicional para reservar otras 200 millones de dosis.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.