Reino Unido deja en evidencia a España con una vacunación a velocidad de crucero

El Gobierno británico administra 12 millones de vacunas y espera tener inmunizados a los mayores de 50 años para el mes de mayo

El ministro de Sanidad de Reino Unido, Matt Hancock, levanta el pulgar a su al centro de vacunación instalado en el Hipódromo de Epsom, en Surrey. EFE

El ministro de Sanidad de Reino Unido, Matt Hancock, levanta el pulgar a su al centro de vacunación instalado en el Hipódromo de Epsom, en Surrey. EFE

Reino Unido ya ha logrado administrar 12 millones de unidades de la vacuna contra el coronavirus. Si mantiene esta velocidad en la campaña podrá cumplir el objetivo de proteger a los colectivos más vulnerables de la sociedad antes de terminar febrero, unos resultados que dejan en evidencia la estrategia que han llevado a cabo los países de la Unión Europea.

El ministro de sanidad británico, Matt Hancock, ha celebrado este domingo el éxito de su programa que ha permitido inocular casi 550.000 dosis del fármaco en tan solo 24 horas. Es más de la cantidad de vacunas que España recibe de las principales farmacéuticas internacionales en toda una semana.

El máximo responsable de la pandemia ha dado las gracias a todas las personas que han participado en la campaña, desde los profesionales sanitarios hasta las fuerzas armadas, pasando por los voluntarios, que se han volcado en la vacunación “Cada pinchazo nos acerca un paso más a la normalidad”, ha indicado Hancock en su cuenta oficial de Twitter.

España no ha alcanzado los dos millones de vacunas

Los números dejan de nuevo retratado el papel de la Comisión Europea que arrastra las consecuencias de las demoras en los envíos de las grandes compañías como Pfizer, Moderna o Astrazeneca que han incumplido hasta la fecha los compromisos adquiridos en los contratos de suministro.

España ha logrado suministrar 1.988.000 vacunas contra la Covid-19. Más allá de las polémicas que ha suscitado la vacunación de los cargos públicos que no pertenecían a los colectivos de riesgo, la campaña ha logrado ganar velocidad. Se han ya administrado el 89% de las dosis recibidas, sin embargo los números están lejos de los objetivos fijados como consecuencia de la escasez de vacunas.

Una enfermera del Hospital Sant Pau de Barcelona inyecta la vacuna de Covid-19 a una compañera, el 11 de enero de 2021 | EFE/MP/Archivo
Una enfermera del Hospital Sant Pau de Barcelona inyecta la vacuna de Covid-19 a una compañera, el 11 de enero de 2021 | EFE/MP/Archivo

Más de 682.000 personas de los grupos prioritarios (usuarios de las residencias de mayores, trabajadores sociosanitarios y profesionales de salud) han recibido ya las dos inyecciones que les otorgarán una protección total contra el coronavirus. Es apenas un 1,45% de la población española.

Reino Unido aspira tener vacunada a la población mayor de 50 años en mayo

Las diferencias entre la campaña de vacunación británica y la que están llevando a cabo los 27 estados miembro de la Unión Europea se pueden apreciar de forma evidente en los objetivos que se han marcado. Reino Unido aspira a haber inmunizado contra la pandemia a todas las personas mayores de 50 años en el mes de mayo.

Si se cumplen sus pronósticos, la campaña británica habrá logrado proteger a los nueve primeros grupos de su plan de prioridad. Un reto para el que será necesario mantener un ritmo de vacunación de casi un millar de pinchazos por minuto en todo el país.

“Muchas personas que son clínicamente extremadamente vulnerables tienen que ser contactadas por sus médicos de cabecera y algunos no pueden viajar”, ha advertido el responsable del plan de vacunación, Nadhim Zahawi, que coordina toda la logística.

Mientras tanto, países como España se han visto obligados a revisar y modificar sus protocolos debido a las dificultades que ha generado la escasez de dosis. El Gobierno de Pedro Sánchez se marcó el primer trimestre como el límite para haber inmunizado a los grupos más vulnerables. Un objetivo que ahora ha quedado en el aire.

El escenario deseado es haber alcanzado la ansiada inmunidad de rebaño para el verano, sin embargo para esa fecha apenas se habrá podido proteger al 22% de los ciudadanos si no se incrementa de alguna manera el número de dosis disponibles.

Reino Unido certifica el éxito tras su salida de Europa

El éxito en la campaña de vacunación británica es un triunfo para el Gobierno de Boris Johnson que ha ganado su primera batalla diplomática tras haber abandonado la Unión Europea de forma definitiva el 1 de enero.

Reino Unido ha sacado partido de haber realizado sus propias revisiones de las investigaciones de la vacuna. Sus reguladores sanitarios acordaron la autorización para el uso de los fármacos con varias semanas de antelación con respecto a la Agencia Europea del Medicamento (EMA) que se demoró mucho más en las comprobaciones de las pruebas que han realizado decenas de miles de voluntarios en todo el mundo.

El país británico también ha sacado partido a sus propias investigaciones. El proyecto de la Universidad de Oxford y de la farmacéutica nacional Astrazeneca se ha convertido en fundamental en esta fase de la campaña de vacunación. Sin embargo, los desarrolladores británicos solo enviarían 40 millones de unidades al viejo continente. Es la mitad de las que tenían comprometidas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.