Cabinas de desinfección en Francia: qué son y cómo se utilizan

Los promotores aseguran su efectividad para eliminar virus y bacterias, mientras que los expertos recuerdan que lo importante es el lavado de manos

Francia ha puesto en funcionamiento un curioso aparato, puesto que algunos supermercados han instalado en las entradas de algunos de sus establecimientos. Se parecen a los arcos metálicos de los aeropuertos pero tienen un cometido distinto: desinfectar integralmente a las personas antes de entrar a sus grandes superficies. 

Según ha publicado la cadena pública France3, estos curiosos arcos prometen a los clientes una desinfección a tres niveles de cualquier microbio, bacteria y virus antes de ir de compras.

El sistema cuenta con tres niveles: empieza por une escaneo facial para comprobar el uso de la mascarilla, seguido de una toma de temperatura a través de la palma de la mano para, finalmente, un proceso completo de desinfección que dura unos segundos. 

La desinfección se produce a través de una solución hipoclorosa (a base de cloro) a partir de un proceso de nebulización, así como ultrasonidos y rayos ultravioleta que ayuden a la eliminación total.  “No es el arma total pero tiene un papel” para limitar la transmisión del virus, explicó Paul-Antoine Lanfranchi, director de Corse Chimie Industrie.

Las propiedades de la desinfección

¿Este sistema es realmente efectivo? Sus impulsores creen que sí. El gerente de Saniboxx, Eric Peltier, explicó que la desinfección se genera a partir de una “neblina electrostática que atrae los elementos en suspensión en el aire” mientras que “el ozono y los rayos ultravioleta tienen un poder oxidante sobre gérmenes y virus, lo que conduce a su degradación”.

Pese a ello, rechaza algunas afirmaciones donde se asegura que una persona puede quedar desinfectada al 99%. “Son condiciones de laboratorio, que corresponderían a un tipo específico de ropa, también con viento cero, explica. En realidad, las condiciones de exposición son mucho más complejas”.

La Dirección General de Sanidad ha avisado que “las personas asintomáticas pueden transmitir el virus, incluso después de pasar por el pórtico”.

Los especialistas en enfermedades infecciosas contactados por France 3, no están convencidos con el dispositivo y recuerdan que es fundamental sobre todo “frotarse las manos con gel o alcohol a 70 grados y no salir a la calle cuando estás infectado”.

La OMS pone fin a la pandemia: diciembre de 2021

La pandemia sigue su curso pese a los avances científicos con las vacunas de Moderna y Pfizer, motivo por el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pone fecha al fin de los contagios masivos por coronavirus: finales de 2021. La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente del organismo, María Neira, espera que la vacunación a personas de riesgo comience a principios de año y que  se alcance cierta normalidad ya de cara al verano.

“Probablemente los grupos más vulnerables se podrán vacunar el primer trimestre de 2021. Será una producción inicial. En la segunda parte del 2021 continuaremos aumentando la producción y distribución de la vacuna”,aseguró la experta en una entrevista en RAC1: “La competencia entre farmacéuticas puede ser muy positiva y nos está dando buenos resultados”. 

No obstante, alertó de se avecinaban “unos meses duros”, por lo que ha pidió precaución. “Lo importante es tener una estrategia completa y tener paciencia para que funcionen las medidas. Hay que tomar las medidas con la capacidad de que tengan el mínimo impacto posible en la sociedad, pero que tengan efecto en la salud”, defendió.

Tampoco las navidades serán las típicas y, en este sentido, Neira recordó que no serán unas fiestas “tan socialmente divertidas y expansivas” como otros años. “Tendremos que ser muy creativos y tener mucha imaginación. Será necesaria paciencia, estrategia y un cierto optimismo activo”, lamentó.