Críticas a Carmen Calvo por entregar 10.000 euros a la Fundación Baltasar Garzón

La asociación reivindicativa de la memoria histórica Raíces exige a Calvo una auditoría y la fiscalización del procedimiento

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo / EFE

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática otorgó el pasado 25 de noviembre una partida de 10.000 euros a la Fundación Internacional Baltasar Garzón para recoger testimonios y “aportar a la construcción de un relativo colectivo” sobre la Guerra Civil y la “represión durante la posterior dictadura”.

La Asociación Reivindicativa de la Memoria Histórica Raíces se ha personado contra el Ministerio que preside Carmen Calvo y solicitan una “auditoría y fiscalización de todo el procedimiento”.

La Asociación pide a Calvo que demuestre que el procedimiento, resuelto en cuatro días, ha transcurrido conforme a los cauces legales después de haber concedido subvenciones por valor un total de 750.000 euros en un plazo récord.

Según expresan a Economía Digital, en el listado donde figuran los beneficiarios provisionales hecho público por el Ministerio, se encuentran varias fundaciones, como la Internacional Baltasar Garzón o la Fundación Largo Caballero, que, según Raíces, responde a una “asignación arbitraria de las subvenciones”, ya que las consideran “fundaciones afínes a la ministra y a ciertos miembros del Gobierno”. 

El pasado mes de octubre el consistorio de Madrid retiró la placa en homenaje a Largo Caballero de la Plaza de Chamberí, basándose en la Ley de Memoria Histórica y tras una propuesta apoyada por Vox, PP y Cs.

Desde la Asociación consideran que la Fundación Largo Caballero no puede ser destinataria de subvenciones públicas tras estos hechos y habiéndose declarado así por el Ayuntamiento.

El Gobierno le ha otorgado una subvención de 11.902 euros para realizar un censo “unificado de represaliados de la Unión General de Trabajadores durante el Franquismo”, según especifica el pliego del Ministerio de Calvo. 

10.000 euros a la Fundación de Baltasar Garzón

Tampoco consideran que la Fundación Internacional Baltasar Garzón sea un “digno destinatario de estas ayudas”, según explican, porque su figura “de juez corrupto que fue expulsado de la Carrera judicial no ayuda a la Memoria Democrática de la señora Calvo”, señalan.

El Gobierno les ha concedido 10.000 euros para activar un programa llamado ‘memorízate’ que consiste en crear una plataforma “abierta y participativa”, según su página web, para “crear un relativo colectivo” sobre la Guerra Civil con “datos, documentos o fotografías” que “servirán como eje vertebrador de la memoria, como elemento de reparación, como instrumento de sanación intergeneracional del trauma que genera el conflicto y las violaciones de derechos humanos”, explica la fundación. 

La Asociación denuncia que, entre las irregularidades detectadas, se encuentra la inexistencia de garantías para que los adjudicatarios puedan acreditar que el dinero de la subvención se ha utilizado para los planes adjudicados y no para otros fines.

Asimismo, han solicitado al Ejecutivo “una copia de todos los proyectos beneficiados y sus informes de valoración”, porque les sorprende que un procedimiento de tales características se haya dirimido en “cuatro días”, insisten.