El DiverXo de Dabiz Muñoz vuelve a encender sus fogones

La relajación de las restricciones ante el coronavirus en Madrid ha animado a Dabiz Muñoz a anunciar este sábado la reapertura de su restaurante DiverXo

La alta cocina se recupera poco a poco tras los golpes recibidos durante la pandemia de coronavirus. La relajación de las restricciones en Madrid ha animado al cocinero Dabiz Muñoz a encender de nuevo sus fogones y anunciar este sábado la reapertura de su restaurante DiverXo, único con tres estrellas Michelín en la capital. “Dijimos que volveríamos y aquí estamos”, ha celebrado el empresario en su perfil de Instagram.

Desde primera hora de la mañana ya se pueden hacer reservas en la página web del establecimiento después de casi cuatro meses sin actividad. Y es que este negocio no solo ha tenido que hacer frente a la Covid-19: a finales de agosto un pequeño incendio originado en sus cocinas le obligó a cerrar durante unos días y, a lo que quiso reabrir, varios casos positivos entre el personal le obligaron de nuevo a bajar la persiana.

“Dijimos que volveríamos y aquí estamos”

Superadas esas incidencias, las restricciones de aforo y horarios en la capital a principios de octubre no convencieron a Muñoz, que optó por seguir ofreciendo sus platos a través de GoXO, su servicio de comida a domicilio, y StreetXO, su propuesta más desenfadada, donde probó platos nuevos para satisfacer a sus clientes.

Madrid da un respiro a la hostelería

Desde entonces el local ha ido estudiando su vuelta a la actividad semana tras semana. “Estaremos pendientes de ver cómo evolucionan o cómo se flexibilizan las medidas”, explicó en su momento el cocinero y copropietario de DiverXo. Y ya ha llegado el momento. Al contrario que en otras comunidades autónomas en las que la hostelería se ha visto obligada a cerrar -Murcia, Cataluña, Navarra, Asturias, Castilla y León, Galicia y La Rioja- en Madrid el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha flexibilizado las medidas.

Dadas estas circunstancias, Muñoz ha insistido en los últimos días en la necesidad de crear un grupo de hosteleros a nivel nacional que actúe como interlocutor con las autoridades en la búsqueda de soluciones para uno de los sectores más castigados por la crisis sanitaria.

Y aunque el cocinero reconoció que eran tiempos difíciles para la sociedad en general y la hostelería madrileña en particular, transmitió un mensaje de ánimo y esperanza: “No tiréis la toalla, seguid esforzándoos porque al final del túnel hay una luz para una ciudad cosmopolita, generosa, abierta al mundo” con un montón de gente que está deseando volver a los restaurantes, a los bares y a cualquier otro tipo de negocio de hostelería”, señaló.

diverxo restaurante de david muñoz y cristina pedroche

Dabiz Muñoz confía en que los restaurantes volverán a llenarse

Muñoz se ha mantenido siempre optimista, incluso en los peores momentos de la pandemia.  “Confío en que más pronto que tarde volveremos a llenar esos negocios de hostelería que tan necesarios son, no solo para los hosteleros, sino para todos los ciudadanos, porque la hostelería transmite alegría, tiene una función social de juntar a la gente”, recalcó a través de las redes sociales en octubre, cuand el DiverXo se vio obligado a permanecer cerrado.

“Esto lo vamos a sacar adelante entre todos los hosteleros, para que Madrid vuelva a ser destino gastronómico nacional y mundial”

“Esto lo vamos a sacar adelante entre todos los hosteleros, para que Madrid vuelva a ser destino gastronómico nacional y mundial. Y yo el primero que voy a poner de mi parte para que sea así. Mucha fuerza a toda la hostelería madrileña, mucho ánimo, ¡vamos Madrid!”, proclamó.

Otros restaurantes con estrellas Michelin no tienen la misma suerte

En la misma situación que DiverXO se vieron varios restaurantes de la alta cocina. No fue el único con estrellas Michelin que anunció su cierre, también lo hicieron otros como A’Barra, Álbora y el Celler de Can Rocaque permanecen con la persiana echada. Otros incluso han anunciado su cierre definitivo, como es el caso del restaurante Zalacaín, icono de la restauración de negocios de Madrid, que se despide tras más de 50 años de actividad.

Este local madrileño, como el resto de la hostelería, cerró durante el estado de alarma; intentó sobrevivir con el servicio de comida a domicilio, pero nunca llegó a reabrir y finalmente la propiedad, el grupo empresarial La Finca, decidió solicitar concurso de acreedores e ir directamente a liquidación, confirmaron a Efe fuentes de la compañía.

El coronavirus cierra el Zalacaín, primer restaurante español con tres estrellas michelín

Ferrán Adriá, Joan Roca y Jordi Cruz se plantan ante las restricciones en Cataluña

Y en Cataluña, el gremio de los restaurantes de alta cocina ha decidido hacer frente común para protestar contra las restricciones del coronavirus en la región. Los chefs más prestigiosos de la comunidad han exigido la reapertura inminente de la hostelería, que encadena cuatro semanas consecutivas cerrada para frenar la expansión de la enfermedad. Ferrán Adriá, Joan Roca, Jordi Cruz o Carme Ruscalleda son algunos de los rostros de la gastronomía que se han plantado ante las medidas de la Generalitat.

En comparación con Madrid, Joan Roca manifestó que en la capital no habían cerrado la restauración y, sin embargo, las cifras eran peores. “Hay cosas que no cuadran y queremos saber por qué”, exigió  el responsable del Celler de Can Roca.