El Gobierno retrasa al viernes la aprobación de las 11.000M de ayudas para pymes

PSOE y Unidas Podemos no han llegado a un acuerdo sobre cómo debe ser el reparto de estas ayudas

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (izq), conversa con el vicepresidente Segundo, Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa / EFE

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (izq), conversa con el vicepresidente Segundo, Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa / EFE

El Gobierno retrasará a este viernes la aprobación del paquete de ayudas de 11.000 millones de euros destinados a las pymes. Los socios de la coalición, que esperaban haber llegado a un acuerdo de cara al Consejo de Ministros de este martes sobre cómo debe ser el reparto, han fracasado. Así, PSOE y Unidas Podemos se dan unos días más para negociar y celebrarán uno extraordinario al final de la semana.

El dilema principal es la cantidad de dinero que irá destinada de forma directa a las empresas. Los de Pablo Iglesias exigen que sea de 8.000 millones de euros, según señala el documento elaborado por el equipo del responsable económico y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, al que tuvo acceso Economía Digital.

Y en él se advierte: “Lo que el Estado no gaste ahora en ayudas directas a empresas para evitar aumentos de la deuda pública, se lo podría terminar gastando en subsidios por desempleo si quiebran las empresas en situación de fragilidad”.

Sin embargo, los socialistas pretenden invertir tan solo alrededor 5.000 millones de euros en ayudas directas, mientras que otros 1.000 millones serán utilizados para inyectar capital a las compañías más afectadas, según informó Reuters citando a fuentes gubernamentales.

Podemos pide que el reparto no sea por sectores

Al anunciar este paquete de impulso el pasado 24 de febrero, Pedro Sánchez dijo que estas ayudas eran necesarias para seguir apoyando a aquellos ámbitos que se encuentran en una situación extremadamente compleja, como el turístico, la hostelería, la restauración o el pequeño comercio. Pero Podemos no está de acuerdo en que la distribución sea por sectores.

“Deben ser accesible para todas las empresas”, dicta el documento. Y la condición para acceder a ellas “debe pasar por la comprobación de una caída drástica (30%-40%) de su facturación en 2020 con relación a 2019”, añade.

Iglesias pide aliviar financieramente a las empresas

De esta forma, Unidas Podemos presiona a la titular de Economía, Nadia Calviño, encargada de darle forma a este plan. El partido pide a la ministra que dé más peso al paquete de medidas para aliviar financieramente a las empresas ya que consideran que no es lo útil ahora. “Los países de nuestro entorno no han desarrollado mecanismos de reestructuración de deuda en este momento”, señala Podemos en su documento.

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, interviene durante el II Foro sobre Fondos Europeos organizado por EFE y KPMG en el Instituto Cervantes en Madrid, este miércoles, bajo el lema "El reto de la digitalización". EFE/ Chema Moya POOL
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/ Chema Moya POOL

“No se trata de dar más créditos, ya lo hicimos en noviembre ampliando el programa, ahora analizamos ayudas directas”, fue la respuesta de Calviño la semana pasada. “Cuando gestionamos dinero de todos los contribuyentes tenemos que tener muchísimo cuidado para que las ayudas lleguen a quien tiene que llegar”, advirtió poniendo en foco en la posible condicionalidad de las ayudas.

El jefe del Ejecutivo explicó en su momento que esos 11.000 millones de euros servirán para reforzar la solvencia de sus balances y retomar su actividad económica, hacer las inversiones necesarias y contratar a los trabajadores que requieran para iniciar en plenitud de facultades la recuperación económica.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.