El PNV exige el reconocimiento de Euskadi y Cataluña como naciones tras los indultos

Los nacionalistas aprovechan la medida de gracia para redoblar la presión al Gobierno. Reclaman el reconocimiento como nación y la "bilateralidad" con el Estado

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, exige a Sánchez el reconocimiento de Euskadi y Cataluña como naciones.

Los independentistas y nacionalistas han visto en los indultos una oportunidad para redoblar la presión sobre el Gobierno. Si los presos del 1-O aprovecharon su excarcelación para exigir la “amnistía y la autodeterminación”, este jueves ha sido el PNV el que ha reclamado al Ejecutivo el reconocimiento de Euskadi y Cataluña como naciones tras la aprobación de la medida de gracia

El presidente del Partido Nacionalista Vasco, Andoni Ortuzar, ha señalado este jueves que los líderes independentistas indultados pueden hablar “con toda legitimidad” de “autodeterminación, independencia o amnistía“, “como lo hace” también su formación.

Ha apostado, además, por conseguir estas últimas metas a través de la gradualidad: “Poco a poco, gracias a esa gradualidad, podremos conseguir, en su caso y en el nuestro, dar pasos adelante“, ha señalado en una entrevista en Euskadi Irratia.

Ortuzar ha confirmado que se ha intercambiado mensajes con varios de los políticos independentistas tras su salida de la cárcel, ya que “algunos son amigos”, y le han trasladado que “están contentos” y preocupados” por “lo que viene ahora”. Los indultos, añade, son “un buen punto de partida, ya que “son imprescindibles pero no suficientes”.

El líder jeltzale ha considerado que el “camino” del diálogo debe estar basado en “tres pilares” que son “el reconocimiento de que Cataluña o Euskadi como dos naciones”, la bilateralidad entras las dos partes, y las “garantías” de que, en caso de conflicto, éste se solucionará mediante el diálogo ya que “hasta ahora el Estado ha respondido con la judicialización”.

Sobre la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, Ortuzar ha señalado que ahora hay que hablar entre los partidos para alcanzar el consenso, tanto entre las formaciones que han sustentado el Estatuto de Gernika como “los que quedaron fuera y especialmente la izquierda abertzale”.

Tal y como adelantó Economía Digital este jueves, el Gobierno ya contempla la reforma de los estatutos vasco y catalán tras los indultos, en una maniobra que preocupa a magistrados del Supremo tras el antecedente del Estatut de 2006, que reconocía Cataluña como “nación” en un artículo que después anuló el Tribunal Constitucional.

Preguntada por la reivindicación del PNV, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha advertido que “hay que moverse en el marco constitucional”, sin especificar si el reconocimiento de ambas comunidades autónomas como nación está contemplado en la Carta Magna.

Jesús Ortega Echevarría