El PP redobla su ofensiva por la cesta de la compra y pide bajar también el IVA a los pañales

Los populares también incluyen en su moción extender la rebaja del IVA del gas y la electricidad más allá de fin de año, todo el invierno

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (c), conversa con los presidentes de Andalucía, Juanma Moreno (i), y de Galicia, Alfonso Rueda, a su llegada a la segunda jornada de la IV Edición del Foro La Toja 2022 en la isla de La Toja, en Pontevedra. EFE/Lavandeira jr

El Partido Popular no piensa bajar la presión que está ejerciendo sobre el Gobierno en lo que saben que es su mejor baza: la economía. Por eso, tras reclamar el presidente de la formación hace apenas unos días incluir otros productos básicos de la cesta de la compra como la carne, los aceites o el pescado dentro de aquellos alimentos con el IVA hiperreducido, ahora el grupo parlamentario reclama bajar también a ese 4% los pañales.

En una moción registrada en el Congreso y que se debatirá este martes en el Pleno, a la que ha accedido Economía Digital, el PP quiere instar, en primer lugar, a deflactar el IRPF «modificando al menos los 3 primeros tramos, así como los mínimos personales y el resto de deducciones, ajustando las retenciones para aliviar a las familias de forma inmediata».

Por otro lado, también reclaman extender la rebaja del IVA del gas y la electricidad durante todo el invierno «y no sólo hasta el 31 de diciembre».

Cambiar el baremo de vulnerabilidad

En lo que respecta a la cesta de la compra, los populares proponen bajar al 4% de IVA de aquellos productos básicos que tributan actualmente al 10% -carne, pescado, aceite, agua, pasta, conservas, productos de higiene femenina-, además de los mencionados pañales.

No se queda ahí el grupo parlamentario popular. También buscan actualizar la condición de vulnerabilidad en el Código de Buenas Prácticas, recogida en el Real Decreto-ley 6/2012 de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, en diálogo con el sector, para «adaptar al entorno de crisis actual marcado por la elevada inflación y la subida de los tipos de interés de las hipotecas».

Ahondando en la guerra fiscal

El PP lo argumenta de la siguiente manera: «Frente a unas familias a las que cada vez les cuesta más llegar a fin de mes, tenemos un gobierno desnortado que improvisa las medidas y que sólo acierta cuando adopta las propuestas que le hace el Partido Popular, aunque sea varios meses tarde y después de descalificar esas mismas propuestas que luego acaba adoptando».

Los populares inciden en la guerra fiscal autonómica, poniendo el foco con la última decisión del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. El líder socialista fue el primero de los barones de su partido en sumarse al ajuste del IRPF que hicieron Andalucía, Madrid, Galicia, Murcia y Castilla-León justo una semana después de pedir que se penalizara a las CCAA que bajaban impuestos.