El PP, sobre el indulto: “Tiene que haber por lo menos arrepentimiento”

El portavoz nacional del Partido Popular, José Luis Martínez Almeida, recuerda que la disculpa es una condición para liberar a los presos del ‘procés’

El Partido Popular ha hecho una fuerte campaña desde el inicio de la legislatura para tratar de evitar que el Gobierno de Pedro Sánchez consume el indulto de los políticos catalanes presos como consecuencia de la declaración de la independencia del 1-O. Pero, por primera vez, ha abierto la puerta a un nuevo escenario que pasaría por una declaración pública de disculpa por parte de los doce líderes nacionalistas por su delito de sedición.

El portavoz nacional de la formación, José Luis Martínez Almeida, ha dejado caer esa posibilidad que forma parte de uno de los criterios indispensables que contempla la actual ley que rige los indultos en España. “Tiene que haber por lo menos arrepentimiento”, ha subrayado en una entrevista con Radio Nacional.

El alcalde de Madrid ha recordado que cualquier otra fórmula que escojan los miembros de la coalición del Gobierno para tratar de librar de la cárcel a los presos de la cúpula independentista contravendría la normativa española. “Lo único que le pediría al Gobierno es que le corresponde cumplir y hacer cumplir la ley”, ha enfatizado.

La ley de 1870 recoge la figura del arrepentimiento

La Ley de Indultos de España data del año 1870, casi un siglo antes de que se redactara la Constitución Española. Sin embargo, fue reformada en 1988 para adecuarla a los requisitos del sistema democrático contemporáneo. La normativa deja esta decisión en manos del Consejo de Ministros que debe dar luz verde a la propuesta elaborada por el Ministerio de Justicia.

La ley contempla en su artículo 25 que el tribunal sentenciador deberá presentar las “pruebas o indicios de su arrepentimiento que se hubiesen observado”. Un apartado en el que también se debe esclarecer si la medida de gracia perjudica el derecho de terceras personas.

Todos han dicho claramente que lo van a volver a hacer, que si pudieran lo volverían a hacer”, ha subrayado Almeida.

El portavoz popular ha supeditado la puesta en libertad de los presos del 1-O a esta condición legal. Una decisión difícil de aceptar para los partidos nacionalistas que están inmersos en la campaña electoral catalana y que han mantenido su compromiso con la independencia en los programas con los que competirán el próximo 14 de febrero en las urnas.

“En estos momentos, no se dan las condiciones para que se puedan producir esos indultos”, ha concluido Almeida.

Almeida modera el discurso de bloqueo de los indultos

Las declaraciones de Almeida han abierto un cierto espacio para la moderación, después de varios meses en los que el Partido Popular ha utilizado el pretexto de los indultos para bloquear algunas de las negociaciones parlamentarias que tiene pendientes con los grupos que forman parte del Gobierno.

El portavoz del Partido Popular le ha recordado a Pedro Sánchez que tiene la “obligación moral” de cumplir la Constitución, pero no ha hablado de ningún tipo de línea roja. Algo que sí ha formado parte del discurso político de los líderes de la oposición en lo que va de legislatura.

El vicesecretario de Comunicación de la formación, Pablo Montesinos, ya advirtió hace unas semanas que el indulto podría suponer un impedimento para que los populares accediesen a pactar la renovación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que ha encallado por la falta de consenso.

“Si eso ocurre, el PP, desde luego lo denunciaría alto y claro y no favorecería en ningún caso poder llegar a un acuerdo con el Gobierno de España”, expresó Montesinos.

El partido de Pablo Casado ha utilizado esta condición para bloquear la renovación de los vocales del órgano de gobierno de los jueces que estaba prácticamente apalabrada en verano. Los ataques de Unidas Podemos a Felipe VI por su posicionamiento político terminaron de echar abajo el acuerdo entre populares y socialistas.

El PSOE da pasos hacia la liberación de los presos del ‘procés’

A pesar de todo este cisma político, el Partido Socialista sigue dando pasos decididos para lograr la liberación de los doce presos de la cúpula independentista de la cárcel. El secretario de organización de la formación, José Luis Ábalos, ya anunció este fin de semana su intención de “aliviar tensiones” en Cataluña.

También el ministro de Justicia, Juan Carlos Campos, se ha mostrado a favor de tramitar los indultos e incluso la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha llegado a plantear la posibilidad de seguir adelante con el plan, pese al rechazo expreso de la Fiscalía, que remitió un informe negativo al Tribunal Supremo.

Yo creo que esta decisión está muy madurada, no sé si tomada por parte del Ejecutivo”, ha remarcado Almeida.