Encuesta 14-F: El ‘efecto Illa’ no impide la mayoría absoluta de ERC y Junts

Un sondeo sitúa a ERC como ganadora con 37-39 escaños y a Junts con 31. El ascenso del PSC a 29-30 escaños no serviría para romper la mayoría soberanista

La irrupción de Salvador Illa en la campaña electoral catalana ha dado alas al PSC en las encuestas, pero no ha generado el impacto social suficiente como para derrocar al bloque independentista, que mantendría el próximo 14 de febrero la mayoría absoluta en el Parlamento de Cataluña.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se consolidaría como la gran ganadora de los comicios con una estimación de voto del 24,1% que le permitiría obtener entre 37 y 39 escaños, según la encuesta elaborada por el instituto GAD3 para La Vanguardia. Una posible alianza con Junts (31), por tanto, le bastaría para alcanzar los 68 diputados que son necesarios para dominar la cámara.

ERC lograría la victoria con hasta siete representantes más que en las pasadas elecciones. Suficiente para alzarse como la principal formación independentista de Cataluña por primera vez en cuatro décadas y para que Pere Aragonès pueda hacerse con la presidencia de la Generalitat.

No obstante, ERC tiene motivos para permanecer en guardia porque la encuesta le da cinco escaños menos que en el último sondeo del mes de septiembre, antes del anuncio sorpresa de Salvador Illa. Un fenómeno que ha desencadenado que los partidos nacionalistas se queden en una estimación total de voto del 47% de apoyos, sin alcanzar la barrera simbólica del 50%.

Salvador Illa recorta terreno al independentismo

La decisión del ministro de Sanidad de presentarse como candidato a presidente de la Generalitat no ha logrado dar la vuelta por completo a los sondeos, pero sí que ha aupado a su formación hasta la tercera posición y ha permitido ganar algo de terreno a los partidos soberanistas.

El PSC obtendría en las elecciones un 20,5% de los votos en Cataluña para hacerse con una horquilla de entre 29 y 30 escaños. Son hasta 13 representantes más de los que actualmente ocupan los socialistas en el Parlamento autonómico.

Su aumento le sitúa como la principal formación de la oposición, desbancando a Ciudadanos. Aunque también abre la puerta a un hipotético acuerdo de izquierdas en la cámara con formaciones como Esquerra Republicana o En Comú Podem.

Junts pierde fuerza en el bloque independentista

La única formación independentista que ha caído en las encuestas ha sido Junts, que perdería su rol como la primera opción en el ámbito soberanista. El partido de Laura Borrás y Carles Puigdemont debería conformarse con un 18,5% de los votos que se traducirían en 31 escaños. Son tres menos de los que le permitieron colocar a Quim Torra como presidente de Cataluña en las pasadas elecciones.

Es la única formación nacionalista que pierde apoyos porque la CUP mantendría su representación actual de 4 representantes tras las elecciones e incluso podría ampliar su número de escaños hasta los 5.

En duda queda la posibilidad del Pdecat que podría quedarse sin ningún representante en el Parlamento catalán y confirmar el fracaso de su decisión de ir por libre en las elecciones, a pesar del apoyo del expresidente Artur Mas.

Ciudadanos protagoniza un batacazo

Uno de los grandes perjudicados en las encuestas es Ciudadanos que quedaría relegado a un papel residual en la oposición. La formación naranja pasaría de los 36 escaños que actualmente le convierten en el primer partido de la comunidad a apenas 13.

La drástica caída le permitiría conseguir tan solo un 9,7% de los votos en Cataluña. Un desplome similar al que ya protagonizaron a nivel nacional y que provocó la salida de Albert Rivera como líder del partido.

Los comunes no crecen

La encuesta de GAD3 también se ha llevado por delante las esperanzas de En Comú Podem que obtendría un 6% de los apoyos durante los comicios para alcanzar una horquilla de entre 6 y 7 escaños en el parlamento. Una cifra inferior a los 8 que actualmente tienen plaza como representantes.

El escaso apoyo de la formación dificulta las aspiraciones de reeditar la misma coalición de gobierno que ha permitido a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias liderar el Ejecutivo en España.

El PP recupera espacio en Cataluña

El sondeo también ofrece mejores expectativas para el Partido Popular, que aprovecharía la caída de Ciudadanos para ganar algo de espacio entre los partidos de la derecha en la oposición. La formación conservadora lograría un 6,2% de los votos y duplicaría sus escaños hasta los 8 representantes.

Los comicios también permitirían la irrupción de Vox en el panorama político catalán. La formación se estrenaría con un 4,1% de los votos y 4 escaños. Sin muchas opciones de facilitar un gobierno, sumarían fuerzas para hacer oposición también en Cataluña.