Encuesta: Vox recorta dos puntos más gracias a las dudas de los votantes populares

La formación de Santiago Abascal es la única que crece en marzo hasta obtener una intención de voto del 17,4%, a cinco puntos de Pablo Casado

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,d., y el líder de Vox, Santiago Abascal,iz., conversan durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,d., y el líder de Vox, Santiago Abascal,iz., conversan durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

Vox se ha erigido como el partido que más ha crecido en todos los sondeos en el primer tramo del año. Los resultados de las elecciones catalanas y su estrategia de oposición en un año marcado por la pandemia le han permitido mejorar sus previsiones. Una encuesta de Sigma Dos para El Mundo le ha situado ahora en una intención de voto del 17,4%, dos puntos más que en febrero.

La formación de Santiago Abascal continúa creciendo, impulsado por las dudas del electorado del Partido Popular que se ha ido desinflando con el paso del tiempo. El sondeo da a los de Pablo Casado una intención de voto del 22,9%. Es suficiente para mantenerse como la segunda fuerza política del país, pero son cinco décimas menos que el mes anterior. Si lo comparamos con los datos de junio de 2019 la caída es ya de tres puntos.

Detrás de este recorte de espacio electoral, se encuentran las discrepancias que la base de votantes de la derecha española mantiene con la línea de oposición que ha realizado Casado durante el primer año de la legislatura. Solo el 33,9% de sus votantes aplaude su gestión, mientras que un 40,3% la valora como mal o muy mal. Los datos contrastan con el respaldo de Abascal que logra el 80,5% de apoyo de su electorado.

Vox aprovecha la pérdida de tirón de Ciudadanos

A la ecuación, hay que sumar el pinchazo que ha protagonizado Ciudadanos que se mantiene en caída libre. La formación de Inés Arrimadas sigue pagando sus malos resultados electorales con una pérdida de intención de voto, que se ha reducido hasta apenas el 5,4%. Ha retrocedido nueve décimas en un mes.

Este dato es crucial si tenemos en cuenta que Vox ha crecido en el último año, impulsado en parte por la llegada de votantes de otras formaciones del espectro de la derecha. La encuesta estima que actualmente le ha robado el 21,5% de los votos a los populares y el 11,9% a Ciudadanos.

El partido de Abascal es también el que logra el voto más fiel entre la bancada de la derecha con un porcentaje del 86%.  Supera de forma muy holgada al Partido Popular (53%) o a Ciudadanos (45,2%).

La coalición del Gobierno apenas sufre desgaste en marzo

A pesar de un año marcado por la gestión de la pandemia de Covid-19 y los enfrentamientos internos entre los dos socios del Gobierno, los sondeos siguen colocando al Partido Socialista como la opción preferente de los españoles con una amplia diferencia: la intención de voto en marzo ha alcanzado el 27,2%. Son cuatro décimas menos que el último sondeo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados en la sesión de investidura en enero de 2020 / EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados en la sesión de investidura en enero de 2020 / EFE

Un escenario similar es el que protagoniza Unidas Podemos que ha reducido ligeramente sus previsiones. La encuesta mantiene a la formación de Pablo Iglesias en cuarta posición con un apoyo del 11,7% del electorado. Ha reducido dos décimas sus aspiraciones en el último mes, pero continúa contando con una situación privilegiada que le valdría para revalidar su peso en el Gobierno.

El tándem de los dos partidos les permitiría sumar un 40,3% de los votos que se reparten en el país. El peso de la coalición continúa por detrás del apoyo del bloque de la derecha que alcanzaría el 46%, lo que obligaría a volver a recurrir al apoyo de partidos regionalistas para mantenerse en Moncloa.