España detecta cuatro casos de la nueva cepa británica del coronavirus

La Comunidad de Madrid notifica el positivo de los miembros de una familia que habían volado en avión desde Reino Unido

Los temores de que la nueva cepa de la Covid-19 ya se hubiese extendido por España se han confirmado. La Comunidad de Madrid ha notificado cuatro nuevos contagios relacionados con esta mutación del virus que se originó en Reino Unido y que se transmite un 70% más rápido que el modelo original de la enfermedad.

El viceconsejero de Sanidad del Gobierno madrileño, Antonio Zapatero, ha comunicado que hay cuatro casos positivos detectados, mientras que otros tres sospechosos se están analizando, pero los resultados no estarán disponibles hasta mediados de la semana que viene. “La situación de los pacientes confirmados no es de gravedad, sabemos que es más transmisible, esta cepa, pero no provoca mayor gravedad”, ha expresado.

Los primeros casos corresponden a tres miembros de una misma familia. Son el padre, la madre y la hermana de un joven que llegó el jueves de Reino Unido en un vuelo que aterrizó en el aeropuerto de Barajas. El pasajero resultó positivo en un test de antígenos que le dejó en aislamiento. Posteriormente, los tres familiares acudieron al hospital con síntomas. La secuenciación genómica confirmó que era la nueva variante de la Covid-19.

La Comunidad de Madrid también ha detectado un cuarto caso de otro joven que regreso a la capital española tras haber estado en el territorio británico. Acudió a otro centro de salud diferente y se le hizo un análisis especial por su reciente paso por Reino Unido.

“Es una noticia que no hay que tomar con ningún tipo de nerviosísimo, simplemente sabemos que el virus está circulando por distintos países de la Unión Europea”, ha señalado el viceconsejero de Sanidad del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. 

El gran flujo de pasajeros entre los dos países dejaba a España como uno de los territorios con más posibilidades para ser alcanzado por la nueva cepa de coronavirus. Un factor de riesgo al que se suma la detección de al menos un caso en Gibraltar, que tiene una frontera terrestre con la península por la que transitan a diario cientos de personas.

España fue uno de los países que más tarde reaccionó para imponer restricciones en el tráfico aéreo con Reino Unido. El Gobierno exigió una respuesta coordinada de la Unión Europea pero ante la falta de un plan unificado acordó suspender todos los viajes este lunes, a excepción de aquellos ciudadanos españoles o residentes que estuvieran de regreso. La mayor parte los vecinos europeos ya habían impuesto cancelaciones a lo largo del domingo.

La nueva cepa de coronavirus se abre paso por Europa

España no es el único país que ha notificado la presencia de la nueva cepa de coronavirus en su territorio. Francia ya registró ayer el primer caso confirmado en un ciudadano que había vuelto a su país el pasado día 19 de diciembre desde Londres.

El paciente es asintomático y se encuentra en buen estado de salud. Tras detectarse la variante en las pruebas que le realizaron en un hospital de Tours, se ha activado un protocolo para iniciar el rastro de sus contactos. Incluidos los profesionales de salud que le atendieron.

Italia, Alemania, Países Bajos, Irlanda y Dinamarca ya habían notificado en los últimos días también algunos de los casos. Un fenómeno que no es de extrañar si tenemos en cuenta que Reino Unido considera que la nueva mutación de la Covid-19 estaba presente en su territorio por lo menos desde el mes de septiembre y se ha extendido de forma generalizada por todo el sur del país.

La expansión de los caso ha llegado incluso a cruzar las fronteras de la Unión Europea. Japón ha registrado al menos cinco casos de la nueva cepa. Corresponden a cuatro hombres y una mujer, aunque ninguno de ellos supera los 70 años. Las autoridades sanitarias confían en que el virus no se haya expandido de manera comunitaria.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.