España mantendrá vuelos con Reino Unido mientras no haya un plan coordinado con la UE

El coronavirus no da tregua a Europa. El anuncio de una nueva mutación o cepa del coronavirus en Reino Unido ha encendido las alarmas en Bruselas.

Francia, Italia, Bélgica, Países Bajos, Austria, Irlanda y Alemania efectuaron este domingo un cierre escalonado de sus fronteras con el país presidido por Boris Johnson. España, sin embargo, ha decidido permanecer con las comunicaciones con Reino Unido abiertas, eso sí, extremando los controles de test PCR.

Una decisión que podría cambiar este lunes si así se decide en la reunión que esta mañana mantendrán los técnicos en Sanidad de los 27 para sopesar el cierre de los vuelos a Inglaterra. El Gobierno «no cerrará con Reino Unido si no hay un plan coordinado con la UE», insisten fuentes gubernamentales.

Lo más apremiante para España es que se elabore un plan coordinado desde Bruselas para que todos los Estados miembro ejecuten los mismos planes para frenar el virus y la posible entrada de esta nueva mutación o cepa. «Tenemos que evitar la unilateralidad», aseguran fuentes gubernamentales. 

Desde el Gobierno siguen de cerca el trabajo de los epidemiólogos para ver si lo califican como «nueva cepa» o «mutación en el virus», mientras exigen a Bruselas la coordinación de todos los estados miembro

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que la nueva mutación o cepa de este virus todavía no se ha detectado en España. 

Reuniones técnicas y al más alto nivel

El presidente Johnson desveló este domingo que la situación por Covid en Reino Unido estaba descontrolada. Enseguida y desde la cancillería alemana, se puso en marcha una conferencia telemática que reunió a los técnicos de los 27. Según desvelan desde Presidencia, «por parte de España estuvieron presentes técnicos de Sanidad». 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, también habló el domingo por la tarde con el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Este domingo, el gabinete del presidente del Consejo Europeo también se reunió con los 27 a nivel de sherpas, los asesores diplomáticos principales de los jefes de Estado y de Gobierno.

«El gabinete del presidente ha convocado una reunión de sherpas para compartir información; los Estados miembros han intercambiado información sobre las medidas que pretenden tomar en las próximas horas y mañana (este lunes) se hará un seguimiento del asunto a nivel del IPCR«, explicaron fuentes diplomáticas.

España ha solicitado desde el primer momento un plan consensuado, tal y como hizo público la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, a través de las redes sociales. Y, en el caso de que no la hubiera, el gobierno actuará «en defensa de los intereses y derechos de los ciudadanos españoles», según explican fuentes de Moncloa. 

«Como medida inmediata ante la situación comunicada por las autoridades británicas, el Gobierno anuncia que reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que lleguen del Reino Unido», afirmó Moncloa este domingo.

«Hay que señalar que, para poder viajar a España, es obligatorio que todo pasajero procedente de países o zonas en riesgo se realice una Prueba Diagnóstica de Infección Activa, PDIA, para SARS-Cov-2 en las 72 horas previas a su llegada con resultado negativo», publicó el Gobierno desde sus redes sociales. 

En la reunión de la ‘Repuesta Política Integrada a la Crisis’ (IPCR) que se celebra este lunes, se discutirá una posible respuesta coordinada de la UE en la que estarán presentes, vía telemática, los ténicos sanitarios en representación de los 27.

Fuentes gubernamentales no descartan que existan «más reuniones a nivel de los jefes de Estado y de Gobierno en las próximas horas o días», donde aquí sí que estará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

La cita coincide, además, con el día en que está previsto que la Agencia Europea del Medicamento dé su visto bueno a la vacuna de Pfizer, lo que desencadenaría que dos días más tarde la Comisión Europea diera su autorización de comercialización condicionada y, el 27 de diciembre, arranquen las vacunaciones en la UE, incluída España.

Por el momento, España sopesa cerrar las comunicaciones con Reino Unido, al igual que han hecho algunos países europeos, pero se mantiene antes a la espera de la reunión donde se podrían dar las primeras pinceladas a un plan de coordinación de los Veintisiete. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.