España pide ayuda a Bruselas para que interceda con Argelia

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, se entrevistará con varios mandatarios de la UE para buscar apoyos que ayuden a mitigar el enfriamiento diplomático y comercial entre España y Argelia

El ministro de Exteriores, José Manuel Álbares, en una rueda de prensa. EFE/ Chema Moya

El ministro de Exteriores, José Manuel Álbares, en una rueda de prensa. EFE/ Chema Moya

El Gobierno se está “moviendo” en Bruselas para recabar una mayor implicación de la Unión Europea a la hora de reaccionar ante la decisión de Argelia de suspender relaciones comerciales con España tras romper el tratado de amistad entre los dos países.

Fuentes del Ejecutivo apuntaron a Servimedia que se están analizando “las implicaciones y el alcance práctico nacional y europeo” de las medidas que se puedan tomar para dar una respuesta “adecuada, serena, constructiva y firme en defensa de los intereses de España y de las empresas españolas”.

Además, recalcaron que el suministro de gas no está en peligro porque, por ahora, la nueva situación no ha afectado a las relaciones contractuales entre empresas. No obstante, fuentes empresariales con intereses en Argelia señalan que, con el bloqueo de las operaciones financieras, las empresas no pueden ahora mismo gestionar cobros o pagos en el país norteafricano, lo que dificulta su operatividad.

“La situación es más complicada de lo que se ve”, admiten fuentes socialistas, que enmarcan la reacción de Argelia en el un contexto internacional y de geopolítica de la lucha por el suministro de gas, la relación de Rusia con Argelia y la reacción contra España por apoyar a Ucrania, así como la nueva relación con Marruecos -que tiene detrás a EEUU- y la posición frente al Sahara.

Consideran que Argelia quiere “enfriar mucho” la relación con España y evidenciar las diferencias, por lo que han reaccionado -según dichas fuentes- después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apenas citara a Argelia en su reciente comparecencia en el Congreso y, en cambio, ensalzara mucho la relación con Marruecos.

Albares viajará a Bruselas para pedir el apoyo a la UE

En el Ejecutivo no descartan por ahora ninguna acción, pero fían la reacción al respaldo que logren a nivel europeo y en ello está trabajando el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, quién ha modificado su agenda y finalmente no se trasladará a Los Ángeles, para participar en la Cumbre de las Américas a invitación de Estados Unidos. En su lugar, acudirá la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Pilar Cancela.

Albares se entrevistará con el vicepresidente de la Comisión responsable de la política comercial de la UE, Valdis Dombrovskis, para abordar las relaciones entre España y Argelia.

Pese a que la Comisión Europea ya ha instado a dar marcha atrás en el enfriamiento de las relaciones entre ambos países y a rebajar las tensiones, en función del resultado, una de las opciones de las que dispondría el Gobierno sería denunciar a Argelia ante la UE por incumplir el acuerdo de asociación que entró en vigor en 2005.