La factura de los ERTE alcanzará los 14.000 millones al cierre de 2020

Cerca de 600.000 trabajadores continúan todavía afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo debido a la crisis del coronavirus

La crisis sanitaria y económica del coronavirus ha obligado al Gobierno a desembolsar grandes cantidades de dinero de las arcas públicas para sufragar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez, ha adelantado que la inversión al cierre de 2020 rondará los 14.000 millones de euros.

El pago de estas prestaciones ya ha supuesto el desembolso de 12.436 millones de euros desde que esta herramienta se puso en marcha en el mes de marzo para paliar las consecuencias sociales del confinamiento domiciliario de la población, que paralizó buena parte de la actividad económica del país.  

Las previsiones dejan un margen de inversión de cerca de 1.500 millones de euros hasta final de año. Sin embargo, estas proyecciones estarán marcadas por la evolución de la situación epidemiológica y por las políticas de restricciones que aplique cada territorio. El cierre de grandes comercios en Cataluña, por ejemplo, ya está forzando a algunas grandes marcas de moda a volver a recurrir a los expedientes. Mientras varias comunidades han decretado el cierre de la hostelería, abocando también a los trabajadores a un nuevo ERTE. 

Actualmente hay 599.359 trabajadores que todavía están afectados por un expediente debido a la crisis económica de la Covid-19. En el peor momento de la pandemia, llegó a haber más de 3,3 millones de españoles cobrando esta prestación por no poder continuar en su puesto de trabajo.

Los ERTE vencen el próximo 31 de enero

Tras una dura negociación con los sindicatos y la patronal, el Gobierno logró llegar a un acuerdo para extender los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo hasta el próximo 31 de enero. Sin embargo, la extensión de la segunda ola de coronavirus y la ausencia de una vacuna eficaz contra la enfermedad conducen a un nuevo debate a tres bandas.

El Gobierno se ha mostrado por el momento a favor de prolongar esta herramienta el tiempo que sea necesario, aunque no ha contemplado un gasto específico en su plan del Presupuesto General del Estado del 2021. “Es un sistema que si las circunstancias lo exigen habrá que persistir”, ha subrayado el secretario de Estado de Empleo.