Foment ataca los planes fiscales de Torra por “confiscatorios”

La patronal catalana de Josep Sánchez Llibre advierte que los incrementos fiscales previstos por la Generalitat perjudicarán a la economía catalana

Foment del Treball considera “abusivos” y “confiscatorios” los cambios fiscales de la propuesta de ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat. Advierte que los incrementos previstos perjudican una fiscalidad competitiva de Cataluña ante el resto de comunidades españolas.

Mediante un comunicado, la patronal que preside Josep Sánchez Llibre recuerda que la fiscalidad que se aplica a catalanes es entre un 10% y un 20% superior a la de los ciudadanos del resto del Estado.

Foment considera que “el punto de apartida ahora ya es abusivo, confiscatorio y poco inteligente”. Recalcan que no pueden asumir más “agravios” en una política fiscal que “perjudica a empresas, familias y ciudadanos”.

La patronal de Sánchez Llibre analizará, en la junta directiva y posterior asamblea general del 13 de enero, el anteproyecto de ley de medidas fiscales –más conocido por ley de acompañamiento- que presentó recientemente el gobierno de Quim Torra. El responsable de estas medidas es su vicepresidente económico, el republicano Pere Aragonès.

En reiteradas ocasiones, Foment ha defendido una política fiscal más “competitiva” que facilite las inversiones en Cataluña, la atracción de talento, fomento de los emprendedores y el apoyo a la economía productiva.

Agravios comparativos

Advierten que, de aplicarse las medidas previstas en la propuesta de ley de acompañamiento, se “perjudicará una vez más” a la economía catalana respecto a las otras comunidades autónomas, que soportan una presión fiscal menor.

A partir del análisis que realizarán los órganos de gobierno de Foment, la patronal presentará sus planteamientos a los grupos del parlamento catalán.

Además, Foment insiste en la necesidad de reducir la economía sumergida en diez puntos en relación al PIB. En total, los ingresos ascenderían a 100.585 millones de euros en el conjunto de los cuatro años, si se realizaran de forma gradual. A partir del cuarto año se conseguirían unos ingresos recurrentes de 40.234 millones de euros anuales.

El pacto alcanzado entre el gobierno de Torra y los comunes en materia fiscal como primer paso para alcanzar un acuerdo para los presupuestos de la Generalitat supone un incremento de ingresos para el ejecutivo catalán de 543 millones de euros anuales, según los cálculos del vicepresidente Aragonès.