Gabilondo rechaza gobernar con Iglesias: “No quiero extremismos”

El candidato socialista sí que ha abierto la puerta a Más Madrid y a Ciudadanos para formar una hipotética coalición de gobierno tras las elecciones del 4 de mayo

El líder del grupo socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, en rueda de prensa. EFE

Ángel Gabilondo no está dispuesto a compartir gobierno con Pablo Iglesias si se proclama ganador de las próximas elecciones de la Comunidad de Madrid. El candidato socialista ha cerrado la puerta al líder de Unidas Podemos en una hipotética coalición después del 4 de mayo. El que hasta ahora era el socio preferente de Pedro Sánchez ya no tendría cabida en un Ejecutivo liderado por el Partido Socialista.

El candidato socialista a la presidencia ha justificado su negativa para huir del “clima de confrontación y de extremismos” durante los dos años de legislatura que restan en la Comunidad de Madrid, en los que aspira a poner en marcha de forma rápida medidas urgentes para paliar la pandemia de coronavirus. “Prefiero con este Iglesias no”, ha confesado en una entrevista en La Sexta.

Gabilondo ha colocado en la diana a Iglesias, pero no ha cargado contra el grupo de Unidas Podemos que ha estado desde 2019 realizando oposición en la Asamblea de Madrid y con los que sí que comparte buena parte de la estrategia. Sus críticas van exclusivamente dirigidas al que todavía es vicepresidente segundo del Gobierno de Pedro Sánchez, que ha protagonizado buena parte de las disputas con el bloque socialista en Moncloa. “Yo espero y deseo que eso evolucione, pero planteadas así las cosas no lo quiero, sinceramente”, ha afirmado.

El PSOE se desvincula del giro de guion de Gabilondo

El rechazo explícito de Gabilondo contra Iglesias responde a su propia estrategia personal y no ha sido fruto de una estrategia pactada desde el núcleo interno del Partido Socialista. El secretario de Organización de la formación, José Luis Ábalos, se ha desvinculado unos minutos después de este movimiento estratégico. “Estas declaraciones son evidentemente del candidato (…) que tiene también todo el derecho para definir sus propias ideas y preferencias”, ha zanjado.

“Me intranquilizaría que alguien en un planteamiento extremista y radical formase parte del Gobierno”.

Ángel Gabilondo

Ábalos, que comparte un hueco en el Consejo de Ministros junto con el resto de representantes de Unidas Podemos, ha cerrado filas en torno a la coalición que esperan que se mantenga de forma estable tras la salida de Iglesias. Precisamente los dos bloques se encuentran sumidos ahora en una tensa negociación sobre la futura Ley de Vivienda. “Nosotros tenemos una experiencia muy positiva del gobierno progresista”, ha indicado.

No creo que haya ningún problema con el vicepresidente que, de otro modo, también se ha puesto en clave de candidato para Madrid y por lo tanto entenderá estas cuestiones perfectamente”, ha agregado el ministro de Transportes.

Gabilondo tiende la mano a Más Madrid y a Ciudadanos para gobernar juntos

El líder del Partido Socialista en la Comunidad de Madrid sí que ha tendido la mano a otras dos formaciones, que se ubican en espectros políticos muy separados, pero con las que sí que le gustaría formar una coalición si sumaran los votos suficientes tras las elecciones: Más Madrid y Ciudadanos.

Gabilondo ya intentó esta fórmula cuando se convirtió en la fuerza más votada de las pasadas elecciones autonómicas de 2019 con 37 diputados autonómicos. La suma entonces daba para formar este tripartito, pero Ignacio Aguado decidió pactar con Isabel Díaz Ayuso y acceder al Gobierno madrileño de la mano del Partido Popular, gracias al voto externo de Vox.

La diputada de Más Madrid Mónica García, atiende a los medios a su salida este lunes de la Asamblea. EFE/Víctor Lerena

Me parecía que así se constituía un espacio plural y abierto, sin embargo Ciudadanos ha optado por otra cosa. Creo que fue un error y nos ha traído a esto: dos años de desvarío perdidos”, ha lamentado ahora Gabilondo.

El candidato socialista confía en que la suma de las tres fuerzas les permita sacar adelante un paquete de medidas para hacer frente a la actual crisis económica y sanitaria, antes de la próxima cita electoral. “Dentro de dos años hay elecciones otra vez y lo que tenemos que hacer es en poco tiempo unas medidas de urgencia inminentes”, ha expresado.

Más Madrid también ha lanzado guiños a lo largo del fin de semana a los votantes de Ciudadanos de cara a un posible acuerdo tras las elecciones. Sin embargo, la suma de las tres fuerzas políticas no dan en ninguna encuesta una mayoría absoluta suficiente, por lo que necesitarían como poco el apoyo externo o la abstención de Pablo Iglesias, si se confirman los números de los sondeos.