Génova impondrá a los presidentes del PP en Jaén y Cádiz para ganar la batalla a Moreno

La dirección nacional negocia estos días con la federación andaluza tras el tenso Congreso de Sevilla, donde los de Casado lograron imponer a su candidata.

Los ánimos están caldeados en Andalucía. La batalla orgánica por los congresos provinciales del partido va en aumento y lejos de amainar, el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, echa ‘leña al fuego’ señalando que “las estructuras territoriales somos muy importantes y no somos atrezo”.

Según ha podido saber Economía Digital, la dirección nacional negocia estos días los próximos liderazgos de Jaén y Cádiz, a los que pronto se sumarán Huelva y Almería. En Sevilla siguen hablando de “imposición”, mientras Génova hace oídos sordos y recalca que “seguimos la hoja de ruta marcada”. Es decir, renovar los liderazgos en todos los territorios.

Tras el cónclave de Sevilla están a la espera de convocarse Cádiz, Jaén, Huelva y Almería. Desde el área de Organización no dan pistas sobre las posibles fechas de convocatoria y prefieren cogerse el AVE y sentarse a negociar directamente un candidato “de consenso” para evitar el mal trago de las primarias.

Según ha podido saber ED, Génova ya negocia en Cádiz y en Jaén porque sus presidentes se ven impedidos a presentarse por los actuales estatutos del partido, tal y como recordó en una misiva la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán, a todas las provincias.

En la carta se informa que los actuales estatutos impiden compatibilizar cargos institucionales con la presidencia orgánica o la secretaría general y da la casualidad que la actual presidenta de la organización en la provincia de Cádiz, Ana Mestre, también es delegada del gobierno andaluz en la provincia.

La estrategia de Génova, en el aire

El PP de Cádiz se ampara en que Pablo Casado o, más bien, Teodoro García Egea, hizo la vista gorda con el ‘número dos’ del PP andaluz y consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, que desoyendo estas advertencias, el pasado fin de semana ratificó a su mano derecha en la Junta, Patricia Navarro, como candidata a la reelección al frente del partido en la provincia de Málaga.

Bendodo dijo claramente que su intención es pedir a Génova que disculpe a Patricia Navarro para ocupar estos dos cargos similar a los que ya disfruta él. El caso de Ana Mestre en Cádiz es similar. Pero desde el PP de Cádiz sostienen que en este caso “Génova no mirará para otro lado”.

Estas fuentes explican que Mestre goza de la más absoluta confianza de Moreno, ahora en pugna con Génova. La política jerezana anunció hace escasas semanas su intención de presentar su candidatura a la reelección como presidenta del PP de Cádiz cuando se convocara el congreso regional. La gran incógnita es si el PP andaluz logrará convencer a los negociadores de Génova o se impondrá el criterio de la dirección nacional para imponer a un ‘Casadista’.

El líder del PP, Pablo Casado, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Foto: EFE

Desde el PP de Cádiz apuntan que están dispuestos a ir a primarias si fuera necesario porque no quieren “imposiciones” y si no pudiera Mestre ya habría un nombre que suena con fuerza en Cádiz, el del alcalde del Puerto, Germán Beardo.

Un candidato que no gustaría a los ‘casadistas’, al ser hombre de confianza de Antonio Sanz, ex presidente provincial del partido y actual viceconsejero de Presidencia de la Junta. Un hombre que apostó todo por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría frente a Pablo Casado por la Presidencia del partido. Por tanto la pugna seguirá abierta esta Semana Santa en Cádiz.

Y lo mismo sucede en Jaén. El presidente del PP en la provincia, Juan Diego Requena, desempeña a su vez la labor de diputado en el Congreso por esa circunscripción. Desde la dirección nacional ya le han comunicado que debe dejar sus responsabilidades en el partido si quiere seguir teniendo acta en el Congreso y así lo hará, según las fuentes consultadas. Ahora, la dirección nacional y el PP jienense negocian un “candidato de consenso” que elimine las primarias.

Espadas en alto en Almería

Las espadas siguen en alto también en Almería y en Huelva. A diferencia de Cádiz y Jaén, estas provincias cumplen los estatutos del partido y lo que no gusta a la dirección nacional es el candidato. La madre de todas las batallas, con el permiso de Moreno, podría estar en Almería.

Cuando parecía que Génova y San Fernando habían pactado la candidatura de Javier Aureliano García, ‘Casadista’ declarado, actual presidente de la Diputación y secretario general de los populares almerienses, “la sombra de Javier Arenas”, según señalan en Génova, apareció para promover la candidatura de “uno de sus hombres”, el actual presidente del PP en Almería, Gabriel Amat.

El propio Amat dijo hace unos días que se sentía “con ganas” para revalidar su cargo al frente de un partido que ostenta desde 2004. Y ahora es Génova quien ha solicitado, lo de siempre, una candidatura unitaria para evitar el enfrentamiento también en esta provincia.

Sin duda, el trasfondo que opera en esta batalla, según las fuentes consultadas, es el control del partido en Andalucía y en las provincias con candidatos nada afines a Casado que pudieran cuestionar su liderazgo si el partido sufriera una caída en las próximas elecciones generales. La dirección busca renovar los liderazgos provincia a provincia para que, al igual que Pedro Sánchez, hacer un partido a la medida de Pablo Casado.

Los populares culminarán este proceso con la Convención Nacional que tendrá lugar en otoño para aportar un programa enfocado al centroderecha que atraiga a todos los dirigentes y militantes descarriados de Ciudadanos y a parte de los que están en contra del personalismo de Sánchez para venirse al de Casado.