El Gobierno aumentará la plantilla de los Mossos para allanar el camino a los Presupuestos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cierra un acuerdo para elevar la inversión en la policía autonómica en un encuentro con el presidente catalán, Pere Aragonès

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, asiste a la segunda jornada de debates de las siete enmiendas a la totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, este jueves, en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal

El Gobierno de Pedro Sánchez ha cerrado un acuerdo con la Generalitat para elevar la inversión destinada a los Mossos d’Esquadra, con el objetivo de incrementar el volumen de agentes desplegados en Cataluña. La decisión, que llevaba meses sondeándose, se ha materializado en plena negociación para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El acuerdo se formalizará en la reunión de la Junta de Seguridad, a la que asisten este viernes tanto el presidente catalán, Pere Aragonès, como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Las dos administraciones han reactivado esta mesa de negociaciones que no se celebraba desde septiembre del año 2018.

Marlaska no ha aclarado cuántos agentes nuevos se incorporarán al cuerpo autonómico, aunque la reivindicación del Govern pasaba por conseguir una equiparación con la media europea de policías por habitante. Actualmente hay 18.200 agentes. “Va a ser un acuerdo razonable y adecuado”, ha explicado el ministro en una entrevista en Catalunya Ràdio.

“A partir de junio de 2018, el presidente Pedro Sánchez nos indicó a los ministros que había que reiniciar el diálogo y llegar a acuerdos en beneficios de todos los catalanes y españoles”, ha reafirmado el ministro.

El incremento de la plantilla de los Mossos también era una de las reivindicaciones clave con las que Junts se presentó a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque finalmente la formación neoconvergente renunció a buscar un acuerdo y presentó una enmienda a la totalidad contra las cuentas de Sánchez.

La nueva inversión llega después de haber cerrado otros acuerdos clave para asegurarse los apoyos de las formaciones nacionalistas, como la decisión de establecer unas cuotas mínimas sobre el catalán en la futura Ley del Audiovisual o de fijar un mecanismo para controlar la ejecución presupuestaria.

El Gobierno no cede con el traspaso de la comisaría de Vía Laietana

A pesar de este incremento de la inversión, el ministro del Interior no ha dado su brazo a torcer en otras de las reclamaciones de la Generalitat como el traspaso de las competencias para la gestión del edificio en el que actualmente se encuentra la comisaría de policía de la Vía Laietana.

El Govern apuesta por darle un nuevo uso para dar carpetazo con uno de los lugares donde se practicó la tortura durante el Franquismo. Pero desde Moncloa no están dispuestos a sacar de ahí a la Policía Nacional, a pesar de que es uno de los puntos más conflictivos en las manifestaciones.

No hagamos de un edificio un símbolo que parezca que debe ser utilizado de una forma concreta para que la democracia se vea consolidada”, ha zanjado Marlaska.

El ministro tampoco ha querido entrar en el debate sobre el uso de pelotas de foam por parte los agentes de policía. Tanto la CUP como En Comú Podem se han movilizado ya para sacar estas herramientas de las protestas. “Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado a la hora de mantener el espacio para que todos desarrollemos nuestros derechos y libertades tienen que actuar con la proporcionalidad, la necesidad y la idoneidad prevista”, se ha limitado a responder.