El Gobierno faculta al Ejército para trasladar cadáveres

Las Fuerzas Armadas se encargarán de transportar los cadáveres si las funerarias se ven desbordadas por el número de defunciones por coronavirus

El Gobierno ha facultado a las Fuerzas Armadas para el traslado de cadáveres mientras dure la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus

El Ministerio de Sanidad publica en el BOE de este sábado una disposición sobre medidas extraordinarias para el traslado de cadáveres. Esta orden, firmada por el ministro Salvador Illa, habilita al Ejército para que se encargue “de la conducción y el traslado” de los fallecidos por covid-19 si las empresas funerarias se ven desbordadas.

Hasta ahora, a las Fuerzas Armadas se le habían encargado diversas funciones en la gestión de la crisis sanitaria, como la desinfección de centros sanitarios o asistenciales. Sin embargo, aún no habían participado en el transporte de cadáveres.

Ante el colapso de los servicios funerarios de Madrid, el Gobierno ha adoptado medidas de urgencia para evitar que los difuntos por coronavirus se acumulen en tanatorios o en los hospitales.

Diversas funerarias de Madrid están derivando los fallecidos hacia otras comunidades “con menos presión” como Castilla-La Mancha, Castilla-León, Galicia, Asturias o la Comunidad Valenciana para “garantizar la continuidad de un servicio fundamental”, según informaron fuentes de la empresa Albia a la agencia Efe. Incluso se transportan hasta el País Vasco para acelerar las incineraciones ya que las instalaciones de Madrid no dan abasto.

La Comunidad de Madrid ha suspendido todos los velatorios por el plazo de un mes con independencia de cuál sea la causa del fallecimiento. Hasta este jueves solo estaban prohibidos los velatorios de fallecidos con coronavirus.

Alarma en Cataluña

El colapso de los servicios funerarios amenaza a otras comunidades españolas. El presidente de la Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Catalunya (Asfuncat), Josep Maria Mons, negó este sábado que estén “desbordados” aunque sus empleados están haciendo un “enorme sobreesfuerzo” por elevado número de defunciones y las medidas de protección que se requieren.

En declaraciones a TV3, Mons advirtió que, en dos o tres días, las funerarias catalanas pueden quedarse sin bolsas sépticas, en las que introducen los fallecidos por covid-19 tal como exige la normativa sanitaria. Tienen dificultades de aprovisionamiento ante su escasez en el mercado.

También alerto de las dificultades para adquirir equipos de protección individual para los trabajadores de las funerarias. En todas se han dividido a los empleados en equipos para evitar la proliferación de contagios entre las plantillas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.