Iceta equipara la mesa de diálogo con las negociaciones de paz de Vietnam

El líder del PSC, uno de los ministros designados para la negociación, no confirma la presencia de Pedro Sánchez en la mesa de diálogo sobre Cataluña

Los candidatos de ERC y PSC a las elecciones catalanas, Pere Aragonès y Miquel Iceta, en el Parlament | EFE/Archivo

Los candidatos de ERC y PSC a las elecciones catalanas, Pere Aragonès y Miquel Iceta, en el Parlament | EFE/Archivo

A las puertas de la celebración de la mesa de diálogo sobre Cataluña, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha comparado la reunión entre las dos administraciones con las negociaciones que se pusieron en marcha para poner fin a la Guerra de Vietnam en 1973, tras un conflicto que dejó cerca de cinco millones de muertos durante dos décadas de enfrentamientos.

“Me recuerda a las conversaciones de paz después de la Guerra de Vietnam, que se estuvo discutiendo mucho tiempo si la mesa era redonda, cuadrada u octogonal”, ha explicado el que todavía es el líder del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) en una entrevista en Onda Cero.

Iceta ha tratado después de matizar sus palabras para aclarar que la situación no es exactamente equivalente a un enfrentamiento bélico. “No estamos hablando de la negociación después de una guerra, sino de la negociación para resolver un conflicto político”, ha apuntado.

Sus palabras se producen después de que el Gobierno haya acordado ya la composición de la mesa de diálogo, en la que Iceta estará presente en calidad de ministro de Cultura, junto con Félix Bolaños (Presidencia), Isabel Rodríguez (Política Territorial), Yolanda Díaz (Trabajo), Manuel Castells (Universidades) y Raquel Sánchez (Trasportes).

Iceta mantiene en el aire la presencia de Pedro Sánchez

Iceta no ha aclarado la gran duda de la mesa de diálogo: si finalmente Pedro Sánchez se desplazará a Barcelona para formar parte de la reunión. Los ministros llevan jugando al despiste durante semanas, mientras las formaciones independentistas exigen la presencia del presidente. “Me interesa más de qué se va a hablar que quién va a estar”, ha contestado Iceta.

Esquerra Republicana ha planteado el encuentro como el escenario en el que poder exponer al Gobierno su voluntad de pactar un referéndum de autodeterminación en Cataluña y la concesión de la amnistía para los dirigentes independentistas involucrados en procesos judiciales. Es un paso más allá, tras la consecución de los indultos.

Sin embargo, Iceta ha rechazado que las dos grandes reivindicaciones del sector independentista vayan a protagonizar el encuentro.  “Si la cosa es autodeterminación y amnistía, la reunión será breve y no llevará a nada”, ha subrayado.

El líder del PSC ha rechazado la posibilidad de reformar la Constitución para facilitar una consulta sobre el futuro de Cataluña y se ha aferrado a la idea del Gobierno de sentar las bases sobre un mayor autogobierno sin llegar a esos extremas. “El Gobierno de España tiene muchos temas que le gustaría acordar”, ha expresado.

El exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la fiesta de la Rosa, junto a la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlón, el líder del PSC, Miquel Iceta (d) y la ya ex alcaldesa de Gavà y nueva ministra, Raquel Sánchez (i). (EFE)
El exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la fiesta de la Rosa, junto a la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlón, el líder del PSC, Miquel Iceta (d) y la ya ex alcaldesa de Gavà y nueva ministra, Raquel Sánchez (i). (EFE)

Iceta ha repetido el mantra que han adoptado el resto de negociadores del Ejecutivo. La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, también ha advertido hoy que las conversaciones se enmarcarán dentro de la legalidad. “La autodeterminación y la amnistía no son materias que se puedan abordar en ningún momento. Todo lo que se hable en la mesa tiene que estar en el marco de la constitución”, ha expuesto.

La titular de Transportes ha sido la última en sumarse al equipo negociador de la bancada del Gobierno, después de la polémica abierta entre las dos administraciones por el fracaso del proyecto para la ampliación del aeropuerto de El Prat, que se ha producido justo en los días previos a la mesa de diálogo.