Illa y Ayuso se dirigen a otro choque por los test rápidos en farmacias

La presidenta de Madrid escribe a la UE para que avale los test de Covid-19 en farmacias después de que el ministro de Sanidad mostrase su rechazo

La Comunidad de Madrid y el Gobierno central amagan con chocar nuevamente en la gestión del coronavirus. El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso quiere que las farmacias puedan realizar las pruebas de antígenos, que dan resultados más pronto que las PCR (las más fiables), y el ministro Salvador Illa ha manifestado recientemente su “no” rotundo a que esto pueda suceder.

Illa recientemente habría enviado una carta al Consejo General de Enfermería (CGE) en la que se ratificaba en su negativa a que las farmacias hagan pruebas rápidas. Según el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, el ministro “manifestó que rotundamente no se podían hacer en las farmacias estos test, salvo en aquellas que pudieran tener departamentos de análisis clínicos”.

La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el CGE y el Sindicato de Enfermería Satse, es contraria a que los farmacéuticos hagan test rápidos por falta de “atribuciones, competencias y formación”. Sanidad le ha dado la razón por múltiples vías. El director del Ccaes, Fernando Simón, por ejemplo, se ha mostrado este lunes en contra de que “una persona con sintomatología vaya a una farmacia”.

Ayuso pide ayuda a la UE con los test en farmacias

Los argumentos en contra también son legales. Según el CGE, la decisión vulneraría hasta 15 leyes, incluidas normas europeas. Por ello, Díaz Ayuso ha pedido por carta a la Unión Europea que dé el visto bueno para la venta y realización de test rápidos de antígenos en las farmacias. En la misiva, dirigida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, asegura que los farmacéuticos “están capacitados” para ello.

“Actualmente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios no nos permite utilizar estos centros. Por eso consideraría útil que alguna autoridad europea pudiera validar esta nueva forma de testeo, no solo en España sino también para el resto de regiones europeas”, ha escrito Ayuso a Von der Leyen. A su vez, ha recordado que estas pruebas ya se utilizan en farmacias de Francia, Reino Unido y Portugal.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos (Cofm) ha propuesto la práctica de pruebas rápidas en farmacias desde hace meses. “No tiene sentido que los test de detección del virus SARS-CoV-2 o de anticuerpos estén a la venta en internet, sin ninguna garantía legal ni sanitaria para los ciudadanos, y no sean accesibles a la población a través de las oficinas de farmacia”, dijo su presidente, Luis González Díez, en septiembre.

Una prueba rápida de Covid-19 da resultados en 10-15 minutos, mientras que las PCR tardan entre uno y dos días | EFE/EPA/SDN/Archivo
Una prueba rápida de Covid-19 da resultados en 10-15 minutos, mientras que las PCR tardan entre uno y dos días | EFE/EPA/SDN/Archivo

Diferencias entre pruebas PCR y test rápidos de Covid-19

Los test de antígenos que Díaz Ayuso quiere vender en las farmacias de Madrid son uno de los dos tipos de pruebas rápidas de coronavirus disponibles. Estos test detectan proteínas del virus y señalan cuándo una persona está desarrollando la enfermedad. Tienen una sensibilidad superior al 90% en pacientes sintomáticos con menos de 7 días de evolución, pero no son tan buenos si la carga vírica no es elevada.

El otro tipo de test rápido es el serológico, que detecta los anticuerpos producidos frente al virus utilizando una muestra de sangre del dedo. Este test revela si la persona ha sido infectada en algún momento. En ambos casos, los resultados de las pruebas se conocen en 10-15 minutos. El precio de las mismas puede oscilar entre los 50 y los 70 euros, informa Efe.

Por otra parte, la PCR es la prueba común para detectar Covid-19 desde el inicio de la pandemia, con el inconveniente de que suelen dar resultados uno o dos días después. Su sensibilidad es de entre el 80% y el 90% y es capaz de detectar cantidades ínfomas del virus para dar positivo. Es decir, detecta el coronavirus en las primeras fases de la infección. Su coste supera los 100 euros.

Hay otra prueba. Se trata del test serológico Elisa, que se hace extrayendo sangre de la vena para detectar los anticuerpos que produce el cuerpo frente a la Covid-19. Esta prueba requiere de laboratorio y sus resultados tardan entre 24 y 48 horas, con un precio que oscila entre los 50 y los 80 euros. Su virtud es el bajo porcentaje de falsos positivos y falsos negativos que arroja en comparación con los test rápidos de anticuerpos.

Cataluña se suma a Madrid: quiere test en farmacias

En medio del debate entre Madrid, Sanidad y la UE para avalar o no la venta de pruebas rápidas de Covid-19 en las farmacias, la Generalitat de Cataluña ha anunciado su intención de apostar por la misma medida. De hecho, el Govern ha anunciado que ya compró 8 millones de pruebas de antígenos con la intención de que se vendan en las farmacias, dijo este marte la portavoz Meritxell Budó.

Los test rápidos aún no han llegado a Cataluña y el Ejecutivo autonómico tiene que elaborar un documento marco con las condiciones para la práctica de las pruebas en las farmacias. Sin embargo, Budó ha admitido que será necesario el aval de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.