¿Inmunidad en verano? África González augura el fin de la pandemia cuando se vacune al 60%

La expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología estima que si la vacuna alcanza a 6 de cada 10 personas se podrá "controlar el virus"

El miedo a sufrir una reacción adversa de salud ha provocado que todavía haya un volumen considerable de personas que no esté dispuesto a inocularse la vacuna del coronavirus. Sin embargo, no será necesario que toda la población lo haga para controlar la pandemia. La inmunóloga África González ha estimado que solo será necesario que se inmunicen seis de cada diez individuos.

La expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología ha lanzado un mensaje de optimismo sobre las posibilidades de frenar la crisis sanitaria a 24 horas de que comiencen las primeras vacunaciones en el país. “Debería de llegar al mayor número posible de personas, aunque con una cobertura de un 60-70 por ciento debería ser suficiente para controlar el virus”, ha expresado en una entrevista con ABC.

La especialista ha recomendado que incluso se vacunen las personas que ya han superado la enfermedad y que han desarrollado una respuesta inmune. Un colectivo que ocupa la última posición en la lista de prioridades establecida por el Ministerio de Sanidad. “En caso de restricciones serían el último grupo, pero sí, porque la respuesta a la vacuna es superior a la que se obtiene pasando la infección. Eso se ha estudiado”, ha estimado.

La inmunóloga África González espera una larga duración de la inmunidad

La gran incógnita sobre el efecto de las vacunas que comenzarán a administrarse este domingo es cuánto tiempo permitirán bloquear la Covid-19. González ha confirmado las tesis que manejan los últimos estudios internacionales que estiman que la protección podría prolongarse durante años. La inmunidad provocada por la enfermedad ya dura como poco ocho meses.

La inmunóloga ha puesto como ejemplo que hay personas que todavía mantienen una respuesta inmune en su organismo tras el brote de SARS que se originó en Asia en el año 2003. “17 años después algunas personas siguen teniendo una buena respuesta inmunitaria, por lo tanto es posible que con la vacunación tengamos una inmunidad duradera”, ha subrayado.

A pesar de esta dosis de optimismo, la especialista en inmunología tema que el coronavirus pueda permanecer mucho más tiempo en España de forma similar al “catarro común” pero representando una enfermedad más leve. “Es muy difícil que se erradique un virus con esta extensión y con tanto asintomático”, ha agregado.

Una fuerte reacción alérgica de la vacuna de Moderna reabre el debate de la seguridad

La expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología ha hecho un alegato sobre la seguridad de la vacuna del coronavirus debido a la gran cantidad de voluntarios que han participado en los ensayos clínicos internacionales. Sin embargo, todavía un 28% de los españoles es reacio a recibir una dosis del antígeno, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). 

La última señal de alarma se ha producido en la ciudad de Boston, donde un médico que ha recibido la vacuna contra el coronavirus de Moderna ha desarrollado una reacción alérgica grave tras el pinchazo. Padecía una alergia crónica a los mariscos.

El facultativo tuvo un fuerte mareo y se le aceleró el corazón. La respuesta le forzó a inyectarse una inyección para frenar la reacción alérgica. Los médicos de emergencias evaluaron su estado, le mantuvieron en observación y finalmente le dieron el alta, según ha publicado el New York Times.

Se trata de la primera reacción alérgica que ha desarrollado la vacuna de Moderna. La farmacéutica ya ha obtenido la autorización de emergencia para comenzar a distribuir las dosis en Estados Unidos, pero todavía está pendiente de las revisiones en otros puntos del mundo.

Europa decidirá sobre la vacuna de Moderna en enero 

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) tiene previsto ofrecer una respuesta definitiva sobre este prototipo el próximo 12 de enero. Si finalmente da luz verde a su comercialización, será la segunda vacuna que llegue a España y al resto de los países miembro del bloque.

Las reacciones alérgicas ya provocaron un fuerte debate en torno a la seguridad de las vacunas. Las primeras inyecciones de la vacuna de Pfizer provocaron dos casos con efectos adversos de salud en Reino Unido, el primer país que administraba las dosis. Las dudas sobre el efecto llevaron incluso a las autoridades británicas a recomendar que no se usase con nadie que padeciese algún tipo de alergia.

Desde entonces, la comunidad científica ha tratado de lanzar mensajes para reforzar el papel que jugará el antígeno para detener la pandemia. “Las vacunas pasan por unos criterios muy exigentes para demostrar su seguridad y su eficacia. Es verdad que el riesgo cero no existe, pero es mucho mejor vacunarse que pasar la enfermedad”, ha enfatizado la expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.