Jordi Sànchez aleja un acuerdo inminente para formar gobierno en Cataluña

El presidente de Junts emplaza a negociar en "los próximos días y semanas" y pone en valor el polémico Consell per la República de Puigdemont

El presidente de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, en una rueda de prensa / Julio Díaz

El presidente de Junts, Jordi Sànchez, ha salido a defender un acuerdo con ERC y la CUP para hacer valer mayoría independentista, aunque sin las “deslealtades” vividas en el último Ejecutivo y sin condicionantes de tiempo. En su conferencia Un país per fer, un país per ser, ha citado las palabras de Elsa Artadi para referirse a la necesidad de conseguir un acuerdo duradero, en lugar de rápido: “Nosotros tampoco queremos que sea un Vietnam”.

Sànchez ha lanzado críticas sibilinas contra ERC, en un acto al que ha asistido el candidato y vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès. El líder independentista ha ofrecido lealtad, y ha emplazado a a los partidos a seguir hablando en los “próximos días y semanas” para forjar un acuerdo que tenga vocación de durar los 4 años de legislatura.

“Un Govern de coalición requiere de confianzas y lealtades entre socios del primer al último día. En eso estamos en las últimas semanas, y lo conseguiremos”. Sànchez ha hecho referencia las tensiones del primer tripartit del socialista Pasqual Maragall, y también a las desavenencias y traiciones entre ERC y Junts durante el mandato de Quim Torra.

Diálogo con “escepticismo” y a favor del Consell per la República

El líder del partido también ha hecho referencia a la mesa de diálogo con el Gobierno que impulsa ERC desde el “escepticismo”, aunque están dispuestos a acompañar a los republicanos en esta apuesta: “El actual partido de Gobierno en España no ha hecho ninguna propuesta para resolvrlo, y se ha mantenido en el no a todo”.

Sànchez ha parafraseado frases de Oriol Junqueras y Marta Rovira en su libro Tornarem a vèncer, donde los líderes republicanos planteaban los dos escenarios para la “resolución del conflicto”: “El referéndum pactado y la unilateralidad como instrumento democrático“. “Sabemos que España no es el Reino Unido y que hoy no entra en sus cálculos un referéndum”.

En cuanto a las acusaciones contra Junts por su falta de interés en las problemáticas sociales, también ha criticado los “esfuerzos” que muestran algunos para retratarlos: “De forma malintencionada se ha hecho creer que ni nos preocupa ni tenemos respuestas a las económicas y sociales”.

También el polémico Consell per la República, que ha tensado las negociaciones por su papel en el futuro Ejecutivo, se ha abordado. Para Sànchez, “es el marco donde se debe debatir y tomar decisiones para definir el camino hacia el embate democrático con el Estado, para ganar la independencia”, y ha emplazado a ERC a participar de forma activa.

Una investidura tambaleante

Junts enfría las posibilidades para una investidura el viernes, aunque todo está abierto. El partido de Carles Puigdemont ha encajado mal el acuerdo sin consultarles que han rubricado este domingo la CUP y ERC para la investidura. Fuentes del partido han explicado a Economía Digital que pese al “pressing Junts“, “prisa, ninguna”.

Pere Aragonès tiene hasta el viernes para atar los apoyos para su investidura, un acuerdo que todavía no está cerrado y que el conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, ha tildado de “muy verde”. Si el no de los de Puigdemont se confirma, los partidos entrarían en el periodo de dos meses y, en caso de fracasar, se convocarían automáticamente nuevas elecciones.