Premio de consolación para Ábalos y Calvo: presidirán las comisiones de Interior e Igualdad

Los dos veteranos socialistas consiguen puestos de relevancia en el Congreso tras su abrupta salida del Gobierno con la remodelación de Pedro Sánchez

El exministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso el 26 de febrero de 2020. Foto: EFE/FV

El PSOE ha encontrado un nuevo hueco en el panorama político para José Luis Ábalos y Carmen Calvo, después de que los dos históricos socialistas hayan dejado el Gobierno con la remodelación que puso en marcha Pedro Sánchez en el verano. Ahora, presidirán las comisiones de Interior e Igualdad, respectivamente, en el Congreso de los Diputados.

Los dos eran los únicos exministros que tenían un escaño fijo en la Cámara de todos los que abandonaron el Ejecutivo con la criba realizada en agosto. Su nuevo rol les permitirá tener un puesto de mayor rango dentro del Congreso, aunque seguirán contando un perfil bajo en comparación con sus anteriores puestos.

El cambio se saldará también con un incremento de sus salarios. Ambos cobrarán un extra de más de 1.500 euros en su nómina por sus nuevas funciones, que se sumarán a su asignación constitucional como diputados. Los dos percibirán por encima de los 5.000 euros mensuales gracias a este incremento.

El nuevo rol permitirá reavivar algunas de las disputas políticas que marcaron el inicio de la legislatura. Calvo se reencontrará en su comisión con la ministra de Igualdad, Irene Montero. Ambas protagonizaron una disputa por el contenido de la Ley Trans en la que terminó imponiéndose la diputada de Unidas Podemos. Apenas un mes después, la socialista fue relevada en el Gobierno.

La elección también supondrá un cambio de rumbo para Ábalos. El exministro socialista recuperará un puesto institucional después de que renunciase como secretario de Organización del PSOE cuando Sánchez decidió que dejase la cartera de Transportes.

El PSOE lleva a cabo un baile de nombres en sus portavocías

Los dos nombramientos se producen como consecuencia de un baile de nombres que precisamente tuvo su origen en la remodelación de equipo de Pedro Sánchez. Una de las damnificadas fuera del Gobierno fue Adriana Lastra que perdió su condición de portavoz parlamentaria del grupo, en detrimento de Héctor Gómez.

Sergio Gutiérrez se ha hecho con el hueco libre que ha cedido Gómez como portavoz de Exteriores de los socialistas y ha dejado su anterior rol como presidente de la comisión de Educación a Ana María Botella, que hasta entonces dirigía las reuniones de la de Interior. Ahí se cierra el círculo con la entrada de Ábalos.

En el caso de la comisión de Igualdad, no se ha producido ninguna salida. La presidencia ya estaba vacante desde principios de julio, cuando Pilar Cancela abandonó su puesto para convertirse en la nueva secretaria de Estado de Cooperación Internacional.