Junts y ERC cierran un preacuerdo para formar Govern de coalición

Jordi Sànchez y Pere Aragonès ultiman un pacto a una semana para que venza el plazo y se convoquen automáticamente nuevas elecciones

La presidenta del Parlament, Laura Borràs (Junts), abrazada al expresidente Quim Torra, mientras conversa con Pere Aragonès (ERC)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs (Junts), abrazada al expresidente Quim Torra, mientras conversa con Pere Aragonès (ERC) / EFE

ERC y Junts han cerrado un principio de acuerdo para desencallar la investidura de Pere Aragonès y formar un gobierno de coalición. Los equipos negociadores han llegado a un preacuerdo este fin de semana tras dos jornadas de trabajo entre Jordi Sànchez y Pere Aragonès.

“Los dos partidos han culminado el trabajo iniciado por ERC con el pacto de investidura con la CUP. En estos momentos, el acuerdo se está terminando de ultimar por parte de los equipos negociadores y durante la mañana los dos partidos lo compartirán con sus Ejecutivas”, han explicado en un comunicado conjunto.

Los detalles del pacto se ofrecerán a mediodía, en una rueda de prensa conjunta entre Jordi Sànchez y Pere Aragonès, quienes han desencallado las conversaciones este fin de semana tras dos meses de discrepancias y la amenaza de un repetición electoral en Cataluña.

“Piden disculpas por haber alargado tanto el cierre”

En su texto conjunto, ERC y Junts “piden disculpas por haber alargado tanto el cierre del acuerdo y se comprometen a construir un Govern que busque reconstruir la confianza con la ciudadanía de Cataluña, la máxima confianza entre socios y con la colaboración y trabajo conjunto con la CUP“.

Junts y ERC cierran un acuerdo tras una semana de desencuentros públicos. Los republicanos rompieron negociaciones el sábado anterior al verse el pacto encallado, y exploraron a los Comuns como posibles socios de Govern. Junts, que había dicho que en caso de no-acuerdo cederían diputados para desencallar la elección de Aragonès, pasó a exigir únicamente un pacto de Govern.

El desencalle de la situación se ha forjado al más alto nivel, entre el líder de ERC, Pere Aragonès, y el secretario general de Junts, Jordi Sànchez. Los independentistas ponen punto y final a unas negociaciones tres meses después de las elecciones del 14-F, donde el independentismo consiguió por primera vez la mayoría en votos gracias a una participación récord a la baja.

Pendientes del papel de la CUP

Aunque en el comunicado de ERC y Junts se habla de “culminar el trabajo iniciado por ERC con el pacto de investidura con la CUP”, falta ahora que los anticapitalistas den su visto bueno. El partido dirigido por Dolors Sabater en el Parlament aseguró que su investidura estaba sujeta a un acuerdo de mínimos al que habían llegado con los republicanos.

El partido anticapitalista amenazó a ERC con romper su ‘sí’ a la investidura si el acuerdo con Junts contradecía o eliminaba puntos programáticos del documento que habían formalizado con los republicanos. La CUP sometió en asamblea el pacto con los republicanos, y ahora deberá examinar el documento que se hará público este lunes.

La CUP también ha intentado mediar entre los dos socios de Govern. El partido anticapitalista les emplazó a formar un gobierno y llegaron al compromiso de desencallar la investidura, algo que se ha materializado este fin de semana. Los Comuns, potencial socio de ERC, rompieron las negociaciones el pasado jueves, ante el acercamiento de nuevo a Junts.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña