JxCat, ERC, CUP y Pdecat se comprometen en un texto a marginar al PSC de los pactos

Los partidos independentistas rubrican un documento de 'Catalans per la Independència' donde se comprometen a excluir a los socialistas "sea cual sea la correlación de fuerzas"

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, durante un acto electoral celebrado este viernes en la sede de los socialistas catalanes en la que ha presentado sus propuestas sobre las políticas municipalistas en un debate junto a la alcaldesa de Sabadell, Marta Farres y la cabeza de lista por Girona Silvia Paneque. EFE/Enric Fontcuberta

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, durante un acto electoral en la sede de los socialistas catalanes en la que ha presentado sus propuestas sobre las políticas municipalistas en un debate junto a la alcaldesa de Sabadell, Marta Farres y la cabeza de lista por Girona Silvia Paneque. EFE/Enric Fontcuberta

Ni diálogo, ni bloque de izquierdas. Los partidos independentistas se han comprometido en un documento a no pactar con los socialistas “sea cual sea la correlación de fuerzas surgida de las urnas”: “En ningún caso se pactará la formación de gobierno con el PSC”.

El manifiesto lo ha impulsado Catalans per la Independència, y lo han firmado representantes de los cuatro grandes partidos independentistas: La presidenciable de JxCat, Laura Borràs; el número 2 de ERC por Girona y vicesecretario de comunicación de ERC, Sergi Sabrià; la candidata del Pdecat, Àngels Chacón; y la cabeza de la CUP, Dolors Sabaté.

Los independentistas trazan así un cordón sanitario alrededor del PSC de Salvador Illa, lo que imposibilita cualquier alianza progresista. ERC ha decidido ahuyentar cualquier atisbo de tripartito de izquierdas, pese a ser uno de los socios preferentes del Gobierno en Madrid, al investirle y aprobarle los presupuestos de 2021.

Los vetos a partidos: el antecedente del ‘Pacte del Tinell’

Los cordones sanitarios son una constante en la política catalana. El Pacte del Tinell impulsado por el entonces líder republicano Josep Lluís Carod-Rovira trazó un cordón alrededor del Partido Popular. También Artur Mas lo hizo, cuando firmó ante notario que no pactaría con los populares catalanes, entonces liderados por Josep Piqué.

Los socialistas se habían convertido en un socio incómodo para los independentistas. ERC había dejado claro que su frente amplio incluía desde el Pdecat a la CUP, pero con el PSC fuera de la ecuación. Los republicanos alentaron el miedo a un pacto entre socialistas y Laura Borràs, como el que ambas formaciones mantienen en la Diputación de Barcelona.

La correlación de fuerzas en el Parlament es todavía una incógnita, aunque los dos pactos posibles siguen sobre la mesa: un tripartito de izquierdas que repita la ecuación que hizo a Pascual Maragall primero y a José Montilla después presidentes de la Generalitat, o una alianza independentista como la que ha gobernado Cataluña desde 2015.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.