TV3 aparca el ‘procés’ en un debate marcado por el ‘todos contra Illa y Vox’

El grueso del debate electoral del 14-F en TV3 se centra en la pandemia y la economía, quedando en segundo plano el cuerpo a cuerpo entre independentistas y constitucionalistas

El candidato del PSC, Salvador Illa, en el debate electoral del 14-F en TV3, el 9 de febrero de 2021 | CCMA

El candidato del PSC, Salvador Illa, en el debate electoral del 14-F en TV3, el 9 de febrero de 2021 | CCMA

En el debate en TV3 de las elecciones catalanas de 2017, el procés estuvo presente desde el primer instante. Ello contrasta sobremanera con el debate celebrado este jueves de cara a los comicios de este domingo 14 de febrero, en el que el desafío independentista no ha sido apenas mencionado durante los primeros 70 minutos de la emisión.

La jerarquía de los bloques —sanidad, economía, acuerdos y “relaciones con España”, en ese orden— convirtió a Salvador Illa (PSC) en el candidato más interpelado por sus pares durante el debate de la televisión autonómica, acusada de hacer “propaganda” del separatismo por candidatos como Carlos Carrizosa (Ciudadanos) e Ignacio Garriga (Vox).

Illa gastó todos sus minutos ya desde la primera de las más de dos horas de debate, pero el director de TV3 y conductor del encuentro, Vicent Sanchis, le permitió seguir respondiendo a todos los candidatos que le atacaban durante sus intervenciones. El candidato de Vox y Àngels Chacón (Pdecat) fueron los que menos hablaron al inicio.

El exministro que dejó Sanidad para embarcarse en su aventura como candidato a la presidencia de la Generalitat se convirtió en el blanco de la mayoría de los ataques. Su gestión de la sanidad y su pertenencia al Gobierno de Pedro Sánchez le valieron choques tanto con el independentismo como con los constitucionalistas, e incluso con Podemos.

En el inicio de la segunda mitad, un comentario de Garriga sobre la inmigración ilegal dio paso al ‘todos contra Vox’, en un momento en el que incluso Sanchis intervino para pedir a los candidatos que no se interrumpieran, pues todos querían ir de primeros a censurar las afirmaciones del cabeza de lista del partido de Santiago Abascal.

Así, la cuestión independentista quedó en la irrelevancia, pese a que es un asunto nuclear en los programas electorales de ERC y JxCat, que junto con el PSC se disputan la victoria este 14-F. Salvo algunas menciones en las que fue mencionada de forma instrumental, la mayor crisis política de la última década en Cataluña se difuminó en favor de otras tribulaciones.

ERC y PSC intentan el cara a cara

Tras aparcar el cara a cara que promovieron hace unos días, Pere Aragonès (ERC) e Illa intentaron confrontar posiciones durante el debate de TV3.

Hablar de la pandemia permitió a Aragonès, como al resto de candidatos, irse al cuerpo a cuerpo con Illa. El republicano recriminó el plan sanitario de Illa alegando que propone una inversión por habitante inferior a la que según él hizo el Govern en 2020, a lo que el socialista respondió que ese dinero lo transfirió el Gobierno de Sánchez.

Hubo concesiones del candidato del PSC a ERC. Después de varias jornadas de campaña electoral en las que el republicano ha reclamado un veto de Illa a Vox, avisando que de lo contrario significaría que aceptaría sus votos en una investidura, el exministro finalmente respondió: “Ni por activa ni por pasiva ni por perifrástica” pactará con Vox.

Aragonès también lanzó guiños en la dirección de PSC y En Comú-Podem en las ocasiones en las que sí se habló del procés, hacia el final del debate. Ante una Laura Borràs (JxCat) que aseguró que el 1-O estableció el modelo de relación entre Cataluña y España, el candidato de Esquerra defendió el diálogo y cargó contra la “Cataluña pura”, en un dardo a Junts.

Aprovechó minutos después Illa una interrupción que consideró irrespetuosa de Dolores Sabater (CUP) para suscribir esa defensa del diálogo. “Quiero respeto por todas las ideas y empezar a escribir una página nueva. Quiero diálogo dentro de la ley. ¿Alguien está en contra de dialogar dentro de la ley?”.

Choques entre PP y Vox, y PSOE, Podemos y ERC

Con nueve candidatos en pantalla, el debate igualmente se dividió en bloques pero también exhibió divisiones dentro de esos bloques. El PP sigue intentando distinguirse de Vox ahora que las encuestas vaticinan su entrada en el Parlament, a la vez que el juicio por los papeles de Bárcenas, que ha coincidido con la campaña, tiene en modo alarma a los populares.

Alejandro Fernández, candidato del PP, usó el debate en parte para rebatir el “populismo” de Garriga. En cuanto el cabeza de lista de Vox empezó a detallar sus planes para la sanidad, una competencia autonómica, Fernández ironizó con que Vox propone cerrar todos los parlamentos autonómicos hasta que entra en ellos y se olvida de sus promesas.

También hubo choques entre los partidos del Gobierno de coalición. La candidata de los comunes, Jéssica Albiach, ha exigido al PSOE una comisión de investigación al Rey emérito. “Los nueve que estamos aquí nos presentamos a presidente o presidenta de la Generalitat, no a Rey o Reina de España”, ha respondido Illa, que en otra ocasión ha corregido a Albiach por acreditar a Podemos los logros del Ejecutivo central: “Los ERTE son del Gobierno de España”.

Cs y JxCat aseguraron durante el debate, una vez más, que PSC, ERC y En Comú-Podem tienen ya pactado un tripartito, pero los dos primeros lo negaron en todo momento, una vez más. Àngels Chacón (Pdecat) advirtió de otro tripartito posible estas elecciones: el de ERC, JxCat y la CUP, formación con la que ha antagonizado durante la campaña.

Críticas a TV3

Los candidatos de Cs y Vox no han desaprovechado la oportunidad para situar a TV3 como una televisión pública con sesgo independentista. Carrizosa dijo “basta ya” de usar la televisión autonómica como vehículo de “propaganda” separatista, asegurando que TV3 es controlada a la distancia por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.

Garriga ha repetido su propuesta de cerrar TV3 si llega al Govern. “No podemos permitir que con el dinero de todos los catalanes se insulte y se incite al odio a los compatriotas catalanes”, ha dicho el candidato de Vox, alegando que los ciudadanos deben decidir si los fondos públicos pagan “más tertulianos” o mejores servicios públicos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña