La Fiscalía detecta fraude en las elecciones de la Cámara de Barcelona

La Fiscalía pone ahora el foco en la anulación de votos de las elecciones a las cámaras de comercio catalanas en las que se impuso Joan Canadell

Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. /PRESS CAMBRABCN

Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. /PRESS CAMBRABCN

La fiscalía plantea la anulación y, en consecuencia, la repetición de las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona en las que, en mayo de 2019, se impuso el independentista Joan Canadell.

En su último informe, la fiscalía cuestiona la elección de siete vocales del pleno de la Cámara de Barcelona que están ocupados por representantes de Eines de País, la candidatura afín a la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Según avanzó elconfidencial.com, la fiscalía pide la anulación de estas siete vocalías, si bien, a la práctica, esto supondría la repetición de las elecciones camerales.

Aquellas elecciones se realizaron mediante un sistema de voto electrónico. Ahora, la fiscalía pone el foco en los votos anulados.

Con la anterioridad, la fiscalía emitió informes favorables a la tramitación de las demandas contra las elecciones de la Cámara de Comercio de Barcelona instadas por diversas empresas.

En un proceso supervisado por la Generalitat, se eliminaron los votos emitidos desde una misma IP con el argumento de que podían ser fraudulentos.

Sin embargo, la fiscalía advierte que “la causa de nulidad tenida en cuenta por la administración ha sido creada ‘ex novo’, cuando es evidente que solo la norma puede establecer las causas de la nulidad, no su aplicador”.

La fiscalía apunta en su escrito que “el impacto de la irregularidad que se denuncia es de tal influencia en el resultado final que determina la proclamación de, al menos, siete vocales de los 40 [vocales] a cubrir, de ahí que su revisión sea absolutamente necesaria”.

La fiscalía apunta a un “vuelco electoral”

Añade que, “si se computaran los votos anulados, el vuelco electoral sería manifiesto en esas vocalías”. En estos puestos, el margen de votos por el que se impuso el candidato de Eines de país es inferior al número de votos anulados.

Así, en una vocalía en la que el candidato electo ganó por 43 votos, se anularon 70 a las candidaturas no independentistas; en otra que ganó por 39, se eliminaron 52; en una por 84; 119; en una de 0, 11; en una de 8, 26; y en otra de 16, 18.

Como “el resultado electoral está viciado por la deficitaria actuación administrativa” y no es posible volver a escrutar el voto emitido, la fiscalía considera que “es lógico que la nulidad del acuerdo impugnado deba afectar a todas aquellas vocalías en las que el número de votos anulados sea de tal magnitud que el vuelco electoral es más que manifiesto”.

En pleno de la Cámara de Barcelona esta formado por 60 miembros. En las elecciones del pasado mayo, se eligieron 40 miembros porque los 20 restantes corresponden a patronales y a los mayores patrocinadores. De los 40 puestos que estaban en liza, Eines de País obtuvo 31, lo que le daba la mayoría absoluta.

Si solo hubiera obtenido 24 vocalías, cabía la posibilidad de que el resto de candidaturas consensuasen un candidato alternativo.

No se acaban aquí los problemas para la candidatura de Canadell, aunque este ya ha anunciado que deja la presidencia Cámara de Barcelona y el Consejo General de Cámaras catalanas para ser el número dos de la lista de Junts per Catalunya en las elecciones del próximo 14F. Mònica Roca relevará a Canadell al frente de la cámara barcelonesa.

El TSJC anuló el decreto electoral

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) también anuló el decreto de la Generalitat por el que se regularon las elecciones a las cámaras de comercio catalanas. Según la oposición a Canadell, esta decisión, que no es firme, abre la puerta a una posible repetición de aquellas elecciones.

La Generalitat y el Consejo de Cámaras de Cataluña recurrieron esta decisión del TSJC ante el Tribunal Supremo. Desde la oposición se insiste en que es una estrategia “para ganar tiempo”.