La Guardia Civil cree que Interior oculta datos de las marchas del 8-M

Solicita que se pongan a disposición varios informes así como todas las comunicaciones sanitarias de la Delegación en Madrid anteriores al 14 de marzo

La Guardia Civil afirma en su informe enviado a la juez Carmen Rodríguez-Medel que “ignora” si la Delegación del Gobierno en Madrid ha entregado “toda la información solicitada” por la instructora, que investiga el alcance penal de las manifestaciones del 8-M por su posible relación con el aumento de casos de coronavirus a principios de marzo. 

En el documento, de 83 páginas, la Guardia Civil asegura que tampoco se ha enviado otro informe reclamado el pasado 8 de abril al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, dirigido por el habitual portavoz gubernamental durante la crisis, Fernando Simón

Ese mismo día, la Guardia Civil envió un ficio a la Delegación donde reclamaba todas las comunicaciones sanitarias anteriores al 14 de marzo. Precisamente la juez Rodríguez-Medel citó este lunes al delegado del Gobierno en la capital, José Manuel Franco, y a otros tres altos cargos, para que declaren el próximo 5 de junio.

 

Hasta el momento, la Delegacíón del Gobierno ya explico la “falta de comunicaciones relativa a los posibles riesgos que pudiera representar la celebración de concentraciones masivas” desde el 5 de marzo en adelante. No obstante, la juez no aceptó estos argumentos y emitió la orden que solicita la aportación de dichas comunicaciones tan solo un día después.

El 22 de abril, la juez notificó a la Guardia Civil que el día 7 de marzo se enviaron dos resoluciones en materia de salud pública pero que no consta “comunicación sobre posibles riesgos que podía ocasionar la celebración de concentraciones masivas” antes del 14 de marzo, ni que “se hayan recibido comunicaciones sanitarias en relación a las manifestaciones programadas desde el día 5”. 

Un día después, la Guardia Civil comunicó a la Delegación que los expedietntes estaban “incompletos” y solicitaba los mismos con la información. El organismo que dirige Franco contestó el 24 de abril, reiterando que su programa de actividades “no contempla actuación en al ámbito sanitario”. 

 

La Delegación mantiene su versión

El día 30 de abril la Delegación volvió a enviar unos nuevos documentos en los que “cetificaron” que no consta la “recepción de comunicaciones sanitarias con anterioridad al 14 de marzo en el marco de la crisis generada por el Covid-19”. 

Sin embargo, la Guardia Civil mantiene que aún “no se ha certificado nada referente a lo aludido”, de ahí que “ignore si ha sido aportada toda la información”. Por el momento, las diligencias se mantienen abiertas y el próximo 5 de marzo se celebrarán las vistas de Franco y el resto de cargos de la Delegación madrileña implicados. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.