La cepa británica y la vacuna reavivan las hostilidades entre el Gobierno y Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, entona una fuerte crítica por la gestión de la pandemia que es contestada por el Gobierno

Las primeras dosis de la vacuna frente al COVID-19 desarrollada por la compañía Pfizer han llegado este sábado al centro logístico de Pfizer en Guadalajara. EFE

Imagen de la primera partida de dosis de la vacuna de Pfizerque llegó a España, procedente de Bélgica. EFE

Los gobiernos de Pedro Sánchez y de Isabel Díaz Ayuso han vuelto a protagonizar un fuego cruzado de declaraciones políticas con motivo de la gestión de la pandemia. El avance de la nueva cepa británica del coronavirus y el reparto de las dosis de la vacuna han resucitado los enfrentamientos más tensos que los dos bloques ya protagonizaron durante la segunda oleada.  

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido la encargada de abrir la caja de pandora con una fuerte crítica por la falta de controles en el aeropuerto de Barajas para impedir que la nueva variante de la Covid-19 ingresara en la capital española desde Reino Unido. La líder popular ha tildado de “irresponsable” al presidente del Gobierno por no realizar pruebas PCR para detectar la amenaza y permitir la entrada al país se convierta en un “coladero”.

“La cepa británica ya ha llegado a Madrid por Barajas, tras meses pidiendo controles eficaces en el aeropuerto”, ha lamentado Ayuso.  

Ayuso ha criticado también la gestión del reparto de las vacunas que ha realizado el Ministerio de Sanidad entre las 17 comunidades autónomas, a la vez que Pedro Sánchez utilizaba la llegada de la primera remesa para convertirlo en un acto de propaganda política incrustando el logo de su Gobierno. 

El Gobierno de Pedro Sánchez achaca la falta de “lealtad” de Ayuso

La respuesta de los líderes socialistas no se ha hecho esperar. En este caso, ha sido el delegado del Gobierno en Madrid quien se ha encargado de contestar a las acusaciones de la líder madrileña. José Manuel Franco ha afeado a Ayuso la falta de “lealtad institucional” que ha tenido para usar la crisis sanitaria como un arma arrojadiza en el debate político.

“La presidenta de la Comunidad de Madrid utiliza cualquier pretexto o excusa para atacar al Gobierno de España”, ha denunciado Franco.

El delegado del Gobierno ha sido arropado por otros miembros del Partido Socialista como el portavoz en la Asamblea de Madrid. José Cepeda ha justificado que la entrada de las personas contagiadas se produjo antes de que se empezara a prohibir el acceso a los ciudadanos desde el territorio británico en todo el continente.

“En vez de dedicarse a criticar constantemente, debería hacer su trabajo, como es reforzar los rastreadores y la atención primaria”, ha reprochado el portavoz socialista, calentando todavía más el ambiente.

Ayuso se encara con el Gobierno por la falta de vacunas

La detección de los primeros casos confirmados de la cepa británica no ha sido el único momento de encontronazo entre los dos gobiernos. Ayuso también ha recriminado a Sánchez que haya incumplido sus compromisos para entregar las dosis de la vacuna de la Covid-19 a las comunidades autónomas.

La presidenta madrileña acusa al Ministerio de Sanidad de reducir la partida inicial que tenía prevista para la capital desde las 300.000 unidades hasta las 65.000. “Así es muy complicado proteger a nuestros ciudadanos”, ha enfatizado

En esta ocasión, Ayuso se ha encontrado en frente con el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, socio de preferencia del Gobierno de Pedro Sánchez y uno de los fundadores de Podemos. El excompañero de Pablo Iglesias le ha dejado un mensaje sutil en su cuenta de Twitter en el que ensalza los criterios de “riesgo, utilidad social y bien común” establecidos para el reparto del antígeno.

“Comienzan a llegar las vacunas a nuestro país y no se distribuirán por el que llegue primero o el que más pueda pagar”, ha subrayado Errejón.

El Gobierno tira de cartel para ensalzar su gestión de la vacuna

Pedro Sánchez no ha contestado directamente a Isabel Díaz Ayuso por sus críticas a las vacunas pero ha dejado un recado en forma del cartel que acompaña a las partidas que se distribuirán por todo el país. Un logo gigante del Gobierno de España preside las pancartas publicitarias y las cajas que llegarán a cada una de las comunidades. Un acto de propaganda política que no han repetido otros países como Alemania o Francia en la logística de su campaña de vacunación. 

El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha compartido la imagen en su cuenta social de Twitter para sacar pecho por la gestión que ha realizado su departamento, a pesar de que es un logro que se ha fraguado en el seno de la Unión Europea con la estrategia conjunta de compra a distintas farmacéuticas.

Vuelven los dardos políticos de la segunda ola

Todo este cruce de acusaciones recuerda a los momentos más críticos de la segunda oleada, cuando la gestión de la pandemia en la Comunidad de Madrid se convirtió en el motivo perfecto para que el Partido Socialista y el Partido Popular airearan públicamente sus diferencias.

Las reuniones del Grupo Covid que presidía el ministro de Sanidad fueron el gran foco de los enfrentamientos a puerta cerrada y los medios de comunicación el lugar para los reproches públicos. Salvador Illa acusó entonces a Ayuso de no “tomar el control” de la pandemia, lo que desencadenó en una declaración unilateral del estado de alarma para imponer un confinamiento en la Comunidad de Madrid.

 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.