Los Mossos detienen a Bartomeu por el BarçaGate

Los agentes revisan la documentación económica de la entidad durante la presidencia de Josep Maria Bartomeu para analizar la presunta campaña de desprestigio orquestada por I3 Ventures

Dos miembros del cuerpo de los Mossos d,Esquadra, se dirigen a las oficinas del FC Barcelona. EFE/Archivo

Dos miembros del cuerpo de los Mossos d,Esquadra, se dirigen a las oficinas del FC Barcelona. EFE/Archivo

Los Mossos d’Esquadra accedieron este lunes a las oficinas del Fútbol Club Barcelona para registrar los documentos sobre las cuentas de la entidad. Tras varias horas en el Camp Nou, los cuerpos policiales detuvieron a Óscar Grau, consejero delegado de la entidad, y a Ramón Gómez Puntí, responsable de los servicios jurídicos. Minutos más tarde también arrestaron al expresidente del club, Josep María Bartomeu. Todos están siendo investigados por el denominado Barçagate.

La actuación policial forma parte de la investigación que la Justicia mantiene abierta contra el club deportivo por los presuntos delitos de corrupción entre particulares y de administración desleal. No se descarta la realización de más detenciones a lo largo de la jornada de hoy, según ha publicado la Cadena SER.

El dispositivo ha quedado en manos de las unidades del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos d’Esquadra que han irrumpido a primera hora de la mañana en la sede del Fútbol Club Barcelona para poder realizar todas las pesquisas y requisar alguno de los documentos si fuera necesario.

El operativo está vinculado al “BarçaGate”

El operativo está vinculado al denominado “BarçaGate”, la investigación que analiza si una empresa contratada por el club azulgrana se encargó de poner en marcha una campaña de desprestigio en las redes sociales contra algunos de los jugadores del primer equipo y de las organizaciones, contrarias a la directiva de Bartomeu.

Bartomeu negó entonces su mano en la contratación de la compañía I3 Ventures, sin embargo la publicación de la noticia provocó una cascada de despidos en el seno del club y la dimisión de algunos de los miembros que formaban parte de su Junta Directiva.

El expresidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, asiste al partido que les enfrenta al Panathinaikos
El expresidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, asiste al partido que les enfrenta al Panathinaikos, uno de sus últimos encuentros. EFE

Fue uno de los movimientos que provocaron el hartazgo de algunas de las estrellas azulgranas como Leo Messi, que ese mismo verano envió a la dirección de la entidad un burofax para pedir una salida del club, que finalmente no se formalizó.

El clima de tensión entre la directiva y los jugadores implicados en la campaña pública de desprestigio, así como la delicada situación financiera del Fútbol Club Barcelona provocaron que un sector presentar la moción de censura contra Bartomeu, que finalmente acabó abandonando su puesto. Los resultados deportivos tampoco acompañaban.

La operación policial sacude la campaña electoral del Barça

Se trata de la segunda ocasión en la que los agentes de policía se personan en las oficinas del Fútbol Club Barcelona en busca de pruebas para poner en marcha la maquinaria judicial, sin embargo esta vez ha llegado en un momento clave marcado por la carrera electoral para presidir la entidad.

La abrupta salida de Bartomeu ha dejado al equipo bajo una gestora que ha administrado el club hasta que los socios decidan quién será el nuevo presidente. La posibilidad de que alguno de los trabajadores sea detenido se ha colado en medio de la campaña que Toni Freixa, Víctor Font y Joan Laporta han iniciado por liderar al Barça. La llamada a las urnas será este mismo domingo, 7 de marzo.